Portada, Sevilla

Santiago Álvarez presenta en el Hotel San Gil su candidatura a hermano mayor de la Macarena

El programa contempla importantes actuaciones en patrimonio, cultos o caridad

El candidato cambiará a capataces y vestidor si gana las elecciones

El candidato a hermano mayor de la Macarena, Santiago Álvarez, ha presentado en la tarde de hoy su programa de gobierno. El acto, que se ha iniciado pasadas las 14:30 horas en el Hotel San Gil de la capital andaluza, ha contado con la presencia de numerosos medios de comunicación, y de macarenos deseosos de conocer las propuestas de esta candidatura.

La presentación se ha abierto con la explicación del programa por parte de Pablo Ledesma, quién ha hecho hincapié en la importancia que tienen las redes sociales y la página web en esta candidatura. A través de ellas, ha recalcado Ledesma, se escucharán y valorarán todas las propuestas y mensajes que cualquier persona haga llegar a la candidatura.

Posteriormente ha tomado la palabra el teniente de hermano mayor, quien se ha centrado en la caridad indicando que «la caridad es un fin en sí mismo»; incidiendo además «que la caridad es discreta para mantener el anonimato del hermano».

Adicionalmente, ha hablado del plano empresarial de la hermandad, indicando que como empresa la Macarena se trataría de una Pyme. Finalmente, ha intervenido el propio candidato a hermano mayor, Santiago Álvarez, quien ha presentado a su equipo.

Junto a ello, Álvarez ha respondido a la pregunta de ¿por qué se presenta a candidato de hermano mayor?. El postulante ha dicho que su anterior candidatura obtuvo un respaldo importante en las urnas, y que por ello se siente legitimado para volver a optar al ejecutivo de la cofradía de la madrugada. Además, ha destacado que en una hermandad tan extensa debería ser normal que hubieran varias candidaturas, por lo que «debemos acostumbrarnos», ha declarado.

Santiago Álvarez ha hablado también sobre el rumbo que lleva ahora mismo la hermandad en este momento, exponiendo que «la hermandad, no puede gestionarse como una empresa, ni la basílica como un museo»; criticando en ese sentido el exceso de mercantilismo. Ha ejemplificado con ello la venta en la tienda de recuerdos de ropas de nazareno con un precio reducido y una calidad cuestionable.

Respecto a los hermanos, Álvarez ha indicado que «no se puede presumir de 16.000 hermanos cuando después no se les trata como tal», por lo que según el candidato «no puede haber hermanos de primera y de segunda». Sobre el culto, el aspirante ha incidido en que hay muchos hermanos que esperan todo un año la salida, y que no se debe «sentirse aliviado cuando no se sale, o pensar en el regreso antes de salir».

Una vez culminadas las intervenciones, se han realizado varias preguntas. El periodista de Radio Sevilla Paco García ha interpelado al candidato sobre la permanencia de los capataces. Álvarez ha indicado que cargos como los capataces o el vestidor ya están cerrados, no se van a desvelar aún, aunque sí lo hará próximamente. Lo que sí ha recalcado el candidato es que aunque agradece la labor de los actuales capataces, «la idea de su candidatura es totalmente distinta a la que hay ahora» en este respecto. Por tanto, capataces y vestidor serán cargos de confianza que cambiarán si Álvarez se alza con el triunfo, tal y como ocurrirá con el capitán de los armaos, según se desprende de su intervención.

Igualmente, el candidato ha hablado en la ronda de preguntas sobre la intención de hacer un culto a la Virgen de la Esperanza, similar al que se le realiza al Señor en el Vía Crucis, en unas andas, un Vía Lucis. Finalmente, el presentador del programa de Canal Sur Radio «El Llamador», Francisco José López de Paz, ha preguntado a Santiago Álvarez sobre la tumba de Queipo de Llano. El postulante ha respondido que en este tema no tiene opinión, salvo cumplir lo que exponga la legislación.