Advertisements
Sevilla, ⭐ Portada

Santiago Álvarez: «Todo mi apoyo y reconocimiento a las hermandades, sus hermanos y su inmensa y constante labor. No es cuestión de tamaño, sino de Fe”

Muchas han sido las reacciones que han provocado las palabras del hermano mayor de la Macarena, José Antonio Fernández Cabrero, -muchas de ellas exageradas- acerca de la labor social de las hermandades sevillanas y su invitación a que su aportación se incremente de manera significativa. Tanto es así que el propio máximo responsable de la corporación del arco ha entendido conveniente pedir disculpas a quienes se hayan podido sentir ofendidos por lo dicho si bien ha aclarado pormenorizadamente el contexto y la intención de su discurso.

Una de las voces que se han manifestado acerca de la acción social de las hermandades sevillanas en las últimas horas ha sido Santiago Álvarez Ortega, quien pugnó con Fernández Cabrero en las últimas elecciones a hermano mayor de la hermandad de San Gil por el cargo de máximo responsable y que muchas voces apuntan a que volverá a intentarlo en el próximo proceso electoral, de ahí que sus palabras no hayan caído en saco roto y su opinión al respecto no sea baladí, toda vez que muchos han interpretado una intencionalidad en su pronunciamiento, efectuado pocas horas después del maremágnum ocasionado tras la intervención de Fernández Cabrero, por lo que han establecido una relación causa efecto entre ambos hechos.

Ha sido a través de su cuenta oficial en una conocida red social en la que Álvarez ha afirmado que “en estos tiempos en que gran parte de la sociedad da la espalda a la iglesia, es el momento de poner en valor su labor, y la realizada a través de todas sus hermandades, a las que pocos talentos fueron entregados, y muchos devueltos en las manos de sus necesitados a través de siglos. Ese esfuerzo colectivo, de presentes y ya ausentes, de vidas dedicadas a construir lo que somos, ahora más que nunca, se convierte en el verdadero sostén invisible de nuestra forma de sentir. Todo mi apoyo y reconocimiento a as hermandades, sus hermanos y su inmensa y constante labor. No es cuestión de tamaño, sino de Fe”, ha concluido. Un texto acompañado por una significativa fotografía que muchos han entendido como difícilmente casual. Extraigan sus propias conclusiones.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup