Advertisements
Sevilla

Sergio Sopeña comienza su andadura como hermano mayor de la Esperanza de Triana

El nuevo hermano mayor de la Esperanza de Triana, Sergio Sopeña Carriazo, ha tomado posesión del cargo, junto a su junte de Gobierno este viernes, 12 de julio, en la Capilla de los Marineros, una vez recibido el decreto de la Autoridad Eclesiástica por el que se procede a la aprobación y nombramiento de la misma tras la celebración del Cabildo General de Elecciones del pasado 26 de junio. Conforme a las Reglas corporativas, la nueva Junta de Gobierno queda constituida de la siguiente manera:

Hermano Mayor: D. Sergio Sopeña Carriazo.
Teniente de Hermano Mayor: D. Guillermo Revuelta.
Consiliario 1º: D. Salvador Vallejo Quesada.
Consiliario 2º: D. Manuel Romero Barragán.
Consiliario 3º: Don Ignacio Rodríguez Fernández.
Consiliario 4º: D. Tomás Retamar Crespo.
Mayordomo 1º: D. Juan Hernández Sánchez.
Mayordomo 2º: D. Fernando Sogel Holguín.
Secretario 1º: D. Francisco Gallego Torroba.
Secretario 2º: Dña. Esperanza del Consuelo Borrachero García.
Fiscal: D. Luis del Olmo Torres.
Promotor Sacramental: Dña. Esperanza Albenca de la Rosa.
Prioste 1º: Dña. María del Carmen Escarraza García.
Prioste 2º: D. Mario Rodríguez López.
Prioste 3º: D. Rafael Galiano Rodríguez.
Diputado clavero: D. José Alberto Ramayo Barrios.
Diputado de Cultos: D. Álvaro Sopeña Carriazo.
Diputado de Caridad: Dña. Esperanza Jiménez Vázquez.
Diputado Mayor de Gobierno: D. Ricardo Cauñago Salado.

Hermano de la hermandad desde su nacimiento hace 46 años, en el domicilio familiar de la Plaza del Altozano, el nuevo hermano mayor ha sido, desde su más tierna infancia, un cofrade plenamente involucrado en el día a día de la hermandad, habiendo sido monaguillo y nazareno desde su niñez. De la mano de su recordado tío Vicente Acosta Domínguez, hermano mayor que fue en el momento de la coronación canónica pontificia de Nuestra Señora de la Esperanza, desde pequeño le inculcaron la devoción al Santísimo Cristo de las Tres Caídas y a su bendita Madre. En su adolescencia fue presidente del grupo joven, siendo Alfredo Álvarez Mensaque hermano mayor, época en la que este colectivo donó la túnica bordada por José Ramón Paleteiro Bellerín en 1993 y que ha sido lucida en momentos históricos como el vía crucis penitencial del Consejo General de Hermandades y Cofradías de 2006.

Fue igualmente auxiliar de la priostía, recordando siempre con cariño a los inolvidables priostes Antonio del Pino Jaramillo y José Sanromán Fernández –Pepe “el Grande” como cariñosamente se le conocía–, y con este bagaje, en su juventud recibió el ofrecimiento, en 1997, de José Manuel Campos López para formar parte de la junta de gobierno como secretario 2º. Más tarde, en 2006, sería Adolfo Vela Rey quien lo requeriría para ser miembro de la mesa de oficiales, ocupando el cargo de diputado mayor de gobierno, correspondiéndole el honor de organizar las salidas extraordinarias del Santísimo Cristo de las Tres Caídas en 2008 por el IV centenario fundacional de su primitiva hermandad y de Nuestra Señora de la Esperanza en 2009 por el XXV aniversario de su coronación.

Finalmente, en 2012, le propuso Alfonso de Julios-Campuzano González que formase parte de sus juntas de gobierno como teniente de hermano mayor, función que ha desempeñado hasta ahora. Por otro lado, cabe recordar que fue coordinador de la exposición titulada “Un sueño de forja y cerámica para la Esperanza”, que se desarrolló con gran éxito en el año 2016 en la sede social del Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla.

Casado con Carmen López Díaz, nieta de otro antiguo hermano mayor de la hermandad, Francisco López Cantero, son padres de tres hijos y vecinos de la capilla de los Marineros. Licenciado en Biología por la Universidad de Sevilla posee, además, estudios de doctorado en la Facultad de Farmacia, Máster Executive en Administración y Dirección de Empresas y Experto Universitario en gestión de Aguas, desarrollando actualmente su actividad como asesor y auditor de empresas en el ámbito de la seguridad alimentaria. Como cofrade, es hermano, así mismo, de la Hermandad del Rocío de Triana, a la que acompaña en su peregrinación a la aldea almonteña cada pentecostés.

Las propuestas

Respecto al contenido de su programa, Sopeña ha afirmado durante la campaña que «La obra asistencial es nuestra, de cada uno de los hermanos, y hemos de considerarla como tal, porque todos somos los que ayudamos al prójimo, y así es como sembraremos juntos la flor de la caridad». Por eso, «queremos devolver un porcentaje de la cuota de hermano a aquel o a aquellos que acrediten hallarse en una situación de desempleo, porque la crisis no ha terminado aún en su plenitud en nuestro país». También enmarcado en el ámbito social, el candidato ha dicho que «En el Centro de Apoyo Infantil queremos incrementar sus plazas en un 15% y crear una unidad para los adolescentes, y sobre todo, queremos difundir más qué se hace en este centro, que los hermanos conozcan su obra social».

Respecto a la salida procesional y además de plantear la posibilidad de reclamar el sitio histórico de la cofradía en la Madrugá, el cuarto, enfatizando que «La hermandad lleva 100 años haciendo sacrificios en la ‘Madrugá’, y son ya varios históricamente, no debemos olvidarlos, y por ahí hemos de seguir trabajando para mejorar nuestras condiciones en la estación de penitencia», ha explicado que «Somos hermandad 364 días al año y cofradía uno sólo, ¡pero qué día! ¿Os suena la palabra ‘parones’? Tenemos que dignificar nuestra estación de penitencia sin olvidar la solidaridad con las demás hermandades de la jornada«. Además ha indicado que «con la aprobación del cabildo general, queremos crear tramos específicos de niños, para que así éstos tengan ilusión y ganas de salir por la noche, y lo hagan con plenas garantías de seguridad», además de «mantener en la estación de penitencia el equipo médico que nos acompaña desde hace unos años y que tan buena labor hace en la madrugada del Viernes Santo».

Desde el punto de vista patrimonial, Sopeña ha subrayado su intención de «mejorar las figuras de los ángeles atlantes del paso de misterio, y conservar mejor y restaurar la orfebrería del paso de palio«. Por otro lado pretende «exonerar a los hermanos a la hora de visitar un Tesoro Devocional que es suyo, porque es propiedad de todos los hermanos de la Esperanza de Triana». En relación a otros aspectos de la salida procesional, ha afirmado que «Es un orgullo que el ejército que defiende la unidad de España rinda pleitesía a nuestros titulares en la ‘Madrugá’, aunque es verdad que hay que valorar que el acompañamiento militar sea sólo de los oficiales más altos«.

Enmarcado, igualmente en la procesión, ha asegurado que «La idea de buscar un acotamiento en Pureza para ver salir y entrar la cofradía no es mala, ¿pero qué valoración más justa seguimos para elegir los hermanos que estén ahí?, ¿por qué unos sí y otros no? Hay que estudiarlo», al tiempo que ha subrayado que «A mi no me gusta acortar el recorrido, pues cuando la cofradía vuelve al barrio hace un recorrido triunfal por Triana, donde las familias disfrutan juntas de nuestros titulares, y además por reglas hay que ir a Santa Ana«. El aspecto musical ha sido también tratado. Al respecto ha afirmado que «Quien salga elegido en las elecciones no tiene compromiso alguno con ninguna banda de música para acompañar a la Virgen» y ha reconocido que «es verdad que la banda de San Juan, por ir en la cruz de guía, no hace su estación en la catedral, y los costaleros que están en los relevos tampoco la hacen, son las normas de la carrera oficial pero de corazón la hacen».

En relación a la idiosincrasia de la cofradía, el candidato ha afirmado con rotundidad que «Ni yo ni mi equipo quiere cambiar nada de la Esperanza de Triana, nos gusta nuestra personalidad y nuestra seña de identidad, y que le digan ‘¡Guapa!’ a la Virgen en la calle, ¿o acaso no lo es?, ¿por qué no se le puede decir?». Uno de los aspectos de mayor calado se su intervención ha sido el referido al  «recorrido de vuelta de la cofradía», del que ha dicho que «tiene que ser más ameno, pues es el lugar donde disfrutan las familias vistiendo a los niños de nazareno por ejemplo, y no queremos que la Virgen entre más allá de las dos de la tarde». No obstante, Sopeña ha declarado que «Soy defensor a ultranza del regreso de la cofradía por el barrio, y el Cristo de las Tres Caídas y la Esperanza han de pasar por Triana, con ese sabor antiguo a barrio de siempre».

Cuestionado acerca de los capataces de la cofradía, el candidato ha sido rotundo al afirmar que «Esta candidatura está orgullosa de Francisco Ceballos y de Juan Manuel López como capataces de nuestros titulares, y del magnífico colectivo de hermanos que ambos han creado con las cuadrillas de costaleros». Una postura inequívoca ampliada a los músicos de la cofradía de los que ha asegurado estar «orgullosos de las bandas de cornetas que tiene la hermandad, y van a seguir estando ahí».

Cultos, formación y caridad

La Candidatura de Sopeña defiende que la «hermandad vuelva a ser un lugar de encuentro, una corporación activa, dinámica, ilusionante, acogedora, abierta y participativa durante todos los días del año, estrechando y consolidando los lazos fraternales más allá de la propia celebración de los cultos y de otros actos, adaptándola a las necesidades que la sociedad demanda pero sin perder en ningún instante la esencia que la define e identifica».

En el ámbito cultual, el nuevo hermanos mayor propone la Consolidación de la misa de apertura en el mes de octubre, que se celebrará un sábado por la mañana para, a continuación, peregrinar a algún lugar de devoción mariana, así como la realización de la de clausura del curso en julio; Realzar la celebración de los cultos, haciéndolos más partícipes a través de los distintos colectivos; Creación de la escolanía Nuestra Señora de la Esperanza, con el objeto de hacerla partícipe en el vía crucis del Santísimo Cristo, en el traslado de ida a Santa Ana de la Esperanza, y en otros cultos internos en general; Retransmisión en directo, a través del canal oficial de la hermandad en YouTube, de los principales cultos y acontecimientos que tengan lugar; Culminar la misa de hermandad cada primer viernes de mes con la bendición y reserva del Santísimo Sacramento y posterior convivencia; Mantener la misa del Domingo de Resurrección como celebración de acción de gracias por la estación de penitencia realizada, y concluirla, a partir de ahora, con un acto de convivencia; Mantener y potenciar la participación en la adoración perpetua al Santísimo en San Onofre y establecer turnos de adoración durante el jubileo circular en nuestra capilla; Retomar en agosto la sagrada eucaristía los días de precepto, en coordinación con el director espiritual y Dignificación de los enseres litúrgicos en los cultos ordinarios.

En el área de formación, pretende impartir catequesis de comunión para recibir este sacramento ante nuestros titulares, así como afianzar las de confirmación para hermanos y devotos en ambos casos, emprendiéndose todo ello siempre con el respaldo de nuestra parroquia; Renovar la Escuela de Teología Santísimo Cristo de las Tres Caídas, puesto que gran parte de sus alumnos son personas que no disponen en todos los casos del tiempo suficiente para acudir cada semana, y en un horario demasiado tardío, a las sesiones de la misma. Convocaremos durante un curso semestral –entre octubre y Semana Santa aproximadamente– un total de diez sesiones, clausurándose estas citas en la pascua de Resurrección y orientándose cada año a un tema. Queremos que la escuela lo sea de formación para formadores, y para facilitar la asistencia, entre los cofrades inscritos se buscará el horario más beneficioso para todos y así consolidar su funcionamiento. Igualmente, se nombrará a un sacerdote para que desempeñe la dirección de esta escuela; Retomar la formación “on-line”, utilizando para ello nuestras redes sociales; Durante la celebración de los principales cultos de regla, así como en los momentos previos al inicio de la estación de penitencia, habrá sacerdotes para confesar a los hermanos que lo deseen; Mantenimiento de las dos becas de estudios San Juan Pablo II para el seminario mayor diocesano; Formación litúrgica del cuerpo de acólitos; Instituir una escuela de monaguillos, cuyo fin sea generar una base para la formación de futuros acólitos, de modo que su participación no sea exclusiva únicamente durante los principales cultos de regla, sino que así mismo lo hagan asistiendo al sacerdote que celebre la eucaristía de los viernes y días de precepto; Creación y formación de grupos de lectores tanto para los cultos principales que indican nuestras reglas como para la misa diaria en nuestra capilla así como Convocar dos o tres conferencias y/o mesas redondas por curso sobre temas eclesiales de actualidad con intervinientes que susciten interés popular.

También el área asistencial merece la atención de Sopeña, que propone el Incremento del gasto en labor asistencial de un 10% aproximadamente sobre el presupuesto aprobado en el cabildo general. De cara al Centro de Apoyo Infantil Esperanza de Triana se pretenden acometer las siguientes actuaciones: Traslado efectivo del centro, en caso de no haberse culminado en su integridad, a las nuevas instalaciones de la casa cedida en Pagés del Corro por el consistorio, y adecuación en estas mismas de las dependencias de la bolsa asistencial; Aumento de, al menos, un 15% en el número de plazas ofrecidas; Creación de una nueva unidad para el tratamiento del TDAH en la adolescencia; Realizar una campaña en los medios de comunicación vinculados a la hermandad para difundir este centro con el objetivo de integrar a nuestros hermanos y dar a conocer a la sociedad en general la labor que, gracias a los cofrades de la Esperanza, se realiza con los niños tratados en el mismo; Aumento de la aportación económica de la hermandad para la adecuación de la necesidad de recursos derivada de la nueva situación de este centro y asociada a su crecimiento.

Además pretende el Potenciar el contacto y la atención con los hermanos más veteranos, especialmente con quienes se hallen impedidos y no puedan salir de sus domicilios, de modo que sean visitados por algunos miembros de la junta de gobierno y así, a pesar de su enfermedad, sientan la cercanía de su hermandad; Desarrollo de una campaña escolar, al inicio del curso académico, con el fin de recopilar material, ya sea de primera o de segunda mano en buen estado, para los niños de familias que precisen de esta colaboración; Potenciar la “Operación bebé”, que continuará teniendo lugar a un mes vista de la festividad de la Esperanza, y que consiste en la recogida de productos alimenticios e higiene para aquellos padres y madres con niños de hasta 5 años de edad que requieran de esta ayuda.

 

Advertisements
Anuncios

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies