Advertisements
El Capirote, Sevilla, 💙 Opinión

Tenías que ser Tú

Cuando todavía estamos bajo este vendaval que amenaza con acompañarnos más tiempo de lo que quisiéramos llega la conmemoración del 400 aniversario de una imagen sin la que no se entendería Sevilla. Porque incluso quienes pretenden desligar el carácter religioso de la ciudad en otros aspectos no pueden ni tan siquiera omitir la presencia del Señor que lleva cuatro siglos viviendo en el corazón de los sevillanos.

Aunque a algunos les cueste verlos es así de sencillo. Desde aquel año de 1620 la historia de la ciudad lleva impresa la zancada del Gran Poder. Guerras, pandemias pero también los momentos de esplendor de la que fuera Puerta de América. En estos cuatro siglos han sido miles quienes han acudido a sus plantas implorando su protección. Y Jesús del Gran Poder no ha olvidado ninguno de los nombres de todas aquellas personas que han dirigido sus súplicas.

A pesar de las restricciones, la crisis sanitaria, el desaliento… allí estaba Él. Cargando con los pecados del mundo, portando una túnica que lleva impresos los nombres de cientos de devotos, reflejo de las personas que tienen al Gran Poder como símbolo de la esperanza cuando los tiempos son malos.

Tiempos como los que ahora nos han tocado vivir. Podrían haber sido mejores o incluso peores, pero es el nuestro. Y aunque hubieran sido distintos, Él siempre habría estado. Distancias de seguridad, calles aforadas, medidas impuestas y necesarias. Pero el poder de Dios lo abarca todo, fuerza insondable que después de cuatro siglos continúa siendo centro de oración y alimento del alma para los más necesitados. Pasarán los años y quedará para la historia la imagen del Nazareno a las puertas de la que un día fue su casa. No podía ser de otra manera. Tenía que ser Él. Sevilla no lo habría entendido de otra manera.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup