Sevilla, ⭐ Portada

Todos los detalles del Vía Crucis extraordinario del Señor de la Salud

Este sábado se vivirá de manera muy especial en el seno de la Hermandad de la Candelaria, inmersa en la conmemoración del centenario fundacional de la corporación, que llenará las calles de Sevilla con la celebración del Vía-Crucis extraordinario que protagonizará Nuestro Padre Jesús de la Salud, propiciando una presencia que, a tenor de lo sufrido en los dos últimos años y a la vista de la evolución de los acontecimientos, se hace más precisa que nunca.

El cortejo que acompañará al nazareno, entronizado en andas, abandonará la parroquia de San Nicolás a las 18:00h, para recorrer un itinerario que discurrirá por Muñoz y Pabón, Águilas, Jesús de las Tres Caídas, Cuesta del Rosario, plaza del Salvador, Sagasta, Sierpes, Jovellanos, Tetuán, Rioja, San Pablo, capilla de Montserrat, parroquia de la Magdalena (21:15h), donde se celebrará un breve acto en el interior en presencia de la Virgen de la Antigua, que esperará la llegada del Señor entronizada en el altar mayor, San Pablo, Rioja, Sierpes, Cerrajería, Cuna, plaza del Salvador, Córdoba, Plaza del Pan, Alcaicería, plaza de la Alfalfa, Águilas, Muñoz y Pabón y parroquia de San Nicolás (23:00h).

Para esta ocasión, el contrapunto sonoro será de la Capilla Musical de María Auxiliadora y de la Escolanía de la propia corporación salesiana de Sevilla. Las Hermandades de la Ciudad de Sevilla, cuya advocación es la Salud, San Esteban, San Bernardo, Los Gitanos, La Carretería, San Gonzalo, Palmete y La Salud de San Isidoro, participarán activamente, en el rezo del Viacrucis. Como homenaje a aquellos que permanecieron en primera línea durante los meses más duros de la pandemia, en la última estación, en las puertas de la Parroquia de la Magdalena, participarán los representantes de los colegios profesionales de Medicina, enfermería y farmacia, que también disfrutarán del honor de portar las andas del Señor en ese tramo. El Vía Crucis del centenario se aplicara por la pronta recuperación de Salud de todos tras la pandemia.

La Imagen

La Imagen de Nuestro Padre Jesús de la Salud es una escultura barroca de talla completa, con túnica estofada y policromada, que representa a Jesús con la Cruz a cuestas camino del Calvario. Es la única en Sevilla que procesiona sin revestir entre las imágenes de Jesús Nazareno. Su tamaño es algo inferior al natural -1.30 m de altura- y pesa aproximadamente noventa kilogramos. Fue titular de la Hermandad de Nuestra Señora de la Antigua, Siete Dolores y Compasión, fundada en el siglo XVI y definitivamente extinguida en su Capilla del compás del Convento de San Pablo a principios del XIX.

Foto | Benito Álvarez

Si bien se desconoce la autoría de la imagen, desde principios del siglo XVIII el pintor y tratadista Antonio Palomino atribuyó su ejecución al escultor Pedro Roldán (1624-1699), que la ejecutaría hacia 1650, y así se vino publicando hasta que a mediados de la década de 1980 el profesor Jorge Bernales Ballesteros atribuyó su posible autoría, por razones estilísticas, a Francisco de Ocampo y Felguera (1579-1639), hipótesis más convincente que fue asumida por la casi totalidad de los estudiosos de la imaginería sevillana. En época reciente el profesor Antonio Torrejón Díaz mantiene serias dudas sobre la inclusión del Nazareno en el catálogo de Ocampo y prefiere adjudicarlo como obra anónima claramente influenciada, como la mayor parte de la escultura que se realizó en estos años, por la estética montañesina.

Parece clara su condición de Imagen concebida originariamente para ser ubicada en la hornacina de un retablo, no solo por sus dimensiones y altura, inferiores a lo normal en otras esculturas procesionales del barroco. Posteriormente cambió su uso, pasando de ser Imagen de culto interno a procesional. El segundo aspecto que llama la atención es sobre la posibilidad de que la imagen fuera concebida para portar la Cruz invertida. El traslado de la imagen desde la iglesia de la Magdalena tuvo lugar el 11 de noviembre de 1880. Por eso el nuevo Nazareno tomó la advocación de la Salud, en recuerdo del Cristo de los Gitanos, ocupando su puesto en el mismo altar de la nave de la Epístola.

Allí permaneció recibiendo las oraciones de los feligreses durante cuarenta años, hasta que en 1921 se fundó la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de la Candelaria, que lo tomó por Titular, volviendo a procesionar en la tarde del Martes Santo desde 1922. La cesión de la imagen del Señor a la iglesia de San Nicolás en 1880 se efectuó en calidad de depósito, siendo párroco de San Nicolás D. José María Mirete Sánchez. Más de cien años después, con fecha 12 de septiembre 1995, el Arzobispado de Sevilla otorgó documento de cesión a perpetuidad a la Hermandad de la Candelaria, ocupando la sede Monseñor Fray Carlos Amigo Vallejo.

Cien años de historia de Sevilla

La Hermandad de la Candelaria fue fundada en la iglesia de San Nicolás el 26 de junio de 1921, al ser aprobadas sus primeras Reglas días antes, el 4 de junio, haciendo Estación de Penitencia a la Santa Iglesia Catedral por primera vez el Martes Santo de 1922. Un grupo de cofrades y feligreses del barrio, impulsados por José Ruiz Escamilla, Pepe «el Planeta», pusieron todo su amor e ilusión en aquella cofradía que tendría por titular a una Imagen de Jesús Nazareno y a una dolorosa que le acompañaba en un altar lateral de la iglesia de San Nicolás bajo la advocación de la Candelaria, como así aparece reflejada en documentos e inventarios parroquiales desde finales del siglo XIX.

La imagen de Jesús Nazareno había sido llevada en 1880 a San Nicolás procedente de la iglesia de la Magdalena, al altar que hasta entonces habían ocupado las imágenes de la Hermandad de los Gitanos, que a pesar que gozar de gran devoción entre los feligreses, solicitaron su traslado a la iglesia de San Román por las dificultades que tenían para realizar su salida procesional, debido a la estrechez de las calles circundantes.

Así, el Nazareno, que había sido titular de la extinguida Hermandad de la Antigua, Siete Dolores y Compasión, una de las cofradías más importantes de la Sevilla del siglo XVII, toma la advocación de Jesús de la Salud en recuerdo del titular de la Hermandad anteriormente establecida en el templo. En el periodo de cuarenta años que transcurrió desde su llegada a San Nicolás hasta la erección de la Hermandad recibió tanto culto diario como cultos solemnes anuales, que eran costeados por devotos y familias de la feligresía.

Como imagen dolorosa mariana, desde el citado año de 1880 contó el Nazareno ahora advocado de la Salud con la compañía de una imagen de la Virgen donada por una feligresa, que desde finales del siglo XIX es citada bajo la advocación de la Candelaria. Esta imagen es la primera Titular al fundarse la Hermandad en 1921, saliendo bajo palio en las dos primeras salidas el Martes Santo de 1922 y 1923. En 1924 sería sustituida por la imagen actual, que tallara originalmente Manuel Galiano, pasando la anterior a la localidad onubense de Cartaya.

Durante muchos años se creyó que la fundación de esta Hermandad se debió a un milagro obrado por la imagen de Jesús de la Salud en la curación de la hija del fundador Pepe el Planeta, quien se habría encomendado a Él y en agradecimiento cumpliría su palabra de erigirle una cofradía y sacarlo en procesión. En efecto, el suceso milagroso tuvo lugar, pero en el verano de 1922, un año después de fundarse esta Corporación y habiendo realizado su primera salida procesional, pues su primogénita nació meses después de la aprobación de sus primeras Reglas, concretamente el 4 de octubre de 1921.

Por otro lado es preciso recordar que en las tres primeras décadas del siglo XX se produjo la reorganización de hermandades extinguidas y otras de nueva creación que, siguiendo las directrices de la Autoridad Eclesiástica, rescataron imágenes de gran mérito artístico o gran calado devocional. Sirvan como ejemplo además de la Candelaria las del Dulce Nombre, San Benito, Los Estudiantes y San Esteban, entre otras, dando origen a la conformación del Martes Santo sevillano tal como hoy lo conocemos. Cabe destacar que desde 1967 la corporación de Martes Santo mantiene una estrecha relación con el Ayuntamiento de Sevilla, al convertirse la Virgen de la Candelaria en Copatrona de la Delegación municipal de Parques y Jardines, siendo recibida esta Delegación como hermana de honor de la hermandad.

Fuente documental | Hermandad

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup