Sevilla

Tras ocho meses de restauración, Jesús Nazareno regresa a Écija

Ocho meses después, la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno regresa a la Iglesia de San Juan Bautista. Écija vive una semana de especial intensidad para dar la bienvenida a una nueva Cuaresma, iniciada el pasado lunes con el Vía-Crucis del Consejo General de Hermandades y Cofradías de la ciudad, que en este ocasión ha sido protagonizado por el Santísimo Cristo de la Sangre. Fue el martes el día elegido para la llegada del Nazareno tras las labores de restauración y conservación acaecidas en el taller sevillano de Pedro E. Manzano Beltrán. Además, la imagen porta en estos días la túnica bordada del siglo XIX.

Este momento venía a coincidir con la celebración del primer día de quinario en honor al titular de la corporación de la Madrugada, que se prolongará hasta el próximo viernes y que se ha invitado para cada jornada a un sacerdote ecijano distinto, entre los que figura el propio arcipreste de la localidad. Como ocasión excepcional, el sábado día 7 se celebrará Función Principal de Instituto, presidida por Juan José Asenjo Pelegrina, arzobispo de Sevilla. Ya el domingo tendrá lugar una exaltación a cargo de Manuel Martín Martín, pregonero de la Semana Santa astigitana en 1989 y 2019; ilustran Manuel Cuevas y Rubito Hijo. Será por la tarde, tras la celebración de un besamanos extraordinario en horario de 11 a 13 horas y de 16:30 a 19 horas.

Esta convocatoria de cultos extraordinaria ha estado precedida durante el mes de febrero por la exposición «Las Visiones del Nazareno», donde se han dado cita en el Museo Histórico Municipal de Écija un amplio conglomerado de artistas, en las disciplinas de pintura, escultura y orfebrería.

La intervención conservativa de Jesús Nazareno quedaba aprobada en cabildo general extraordinario de hermanos, siendo retirado a comienzos del pasado mes de julio. Durante estos ocho meses, la Iglesia de San Juan Bautista ha estado presidida por la Santa Cruz en Jerusalén, titular de esta pontificia hermandad. Considerada una imagen anónima de la escuela sevillana del siglo XVII, recientemente la labor de investigación de Gerardo García León y Marina Martín Ojeda ha vislumbrado la autoría de la talla. Se trata de una obra realizada por el escultor local Alonso de la Plaza en 1593, restaurada por última vez y en gran profundidad entre 1958 y 1960 por Francisco Buiza y Joaquín Ojeda.

También para el próximo sábado, día 7 de marzo, se espera el regreso de Nuestro Padre Jesús Sin Soga, obra maestra de José Montes de Oca en 1732. La bendición tendrá lugar durante una misa de acción de gracias en la Parroquia de Santa María Nuestra Señora, desde donde la imagen será trasladada en andas hasta su sede canónica, la Iglesia de Santa Bárbara, quedando entronizada en su altar de cultos, que comenzarán el próximo jueves. Esta intervención se ha llevado a cabo en los últimos meses en el taller de G.R.S. «Conservación y Restauración» bajo la dirección de Agustín Martín de Soto y Antonio Gamero Osuna.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen