Advertisements
El Capirote, Opinión, Sevilla

Traslado impetuoso

La Virgen de la Caridad fue trasladada a la parroquia del Sagrario. Es un hecho conocido por todos, por lo que la novedad brilla por su ausencia. Lo que sí ha dejado perplejo a varios círculos cofrades ha sido el regreso de la imagen a su capilla del Baratillo. Y por sorprender ha sorprendido hasta a hermanos pertenecientes a esta hermandad del Miércoles Santo.

La climatología era más que adversa pero la junta de gobierno decide que la imagen salga camino de la capilla en su barrio del Arenal. La gente esperaba con los paraguas y el porcentaje de lluvia era bastante alto. Probablemente lo mejor hubiera sido que la imagen se hubiera quedado en la parroquia pero la junta de gobierno decide iniciar el camino de vuelta. Minutos después tienen que volverse. La imagen aquí expuesta, que pasará a los anales de la historia –no hace falta ni entrar a considerarlo-, muestra a una Virgen de la Caridad irreconocible envuelta en plásticos.¿Por qué la junta de gobierno decidió que tenía que llevarse a cabo el traslado sí o sí? Conocedores de las nubes que se avecinaban, deciden continuar.

Poco después se anuncia que la dolorosa regresará el miércoles, tras la misa de las 20:30 h. Pero el lunes, alrededor de las cuatro de la tarde, la corporación anuncia que el traslado se realizará ese mismo día. El desconcierto supera por tanto lo vivido el día anterior. Ese mismo día tienen que estar horas más tarde preparados para el traslado. ¿Por qué no se esperaron al miércoles tras el intento fallido? Un sector de la hermandad ya refirió el regreso antes de iniciar un camino que duró escasos minutos. Pero la sorpresa se vuelve mayúscula cuando el mismo lunes algunos conocen a través de las redes sociales el regreso de la dolorosa. También por whatsapp.

Más allá de valorar la actuación de la junta de gobierno, conocedora de la climatología y artífice de que una imagen como la que aquí aparece se convierta en centro de debate, habría que entrar a examinar la actuación  de esta junta las horas posteriores. ¿Por qué tanta premura? ¿Quién o quiénes se negaron a que la Virgen fuera trasladada y fueron desoídos por la junta de gobierno? ¿Era necesario un traslado con la dolorosa envuelta en plásticos? A algunos convence ya que el manto que portaba, de la Esperanza de Triana, era el mismo que llevará la Virgen de las Lágrimas en su esperado regreso a Santa Catalina y probablemente la hermandad quería entregarlo con unos días de antelación. A otros, simplemente no les convence. Al menos se alegran porque no se trasladó de aquella guisa.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: