Portada, Sevilla

Triana venera a su Esperanza

La Dolorosa porta el manto de los dragones, realizado por sobrinos de José Caro en 1948

El barrio de Triana se ha convertido hace apenas unos minutos en una catedral de fevor, emoción y cariño en torno a la causa de sus desvelos.

La Virgen de la Esperanza ha bajado en la fría noche otoñal al presbiterio de la Capilla de los Marineros, para volver a encontrarse con los miles de devotos que la visitarán en los próximos días.

Las puertas se han abierto a las 10 de la mañana mientras una larga cola de hermanos y fieles aguardaban el momento de postrarse ante la Señora.

La Dolorosa luce sencillamente exquisita, elegante y sublime como siempre y como nunca, ataviada con el conocidísimo manto de los dragones, una pieza emblemática bordada en oro y sedas sobre terciopelo verde oscuro por el taller de los sobrinos de José Caro en 1948, con diseño de José Recio del Rivero.

Asmismo, la Reina y Señora del arrabal trianero viste en esta ocasión la saya bordada por el taller de Sucesores de Elena Caro en 2018 durante los fastos del año jubilar celebrado con motivo del sexto centenario fundacional de la cofradía, e inspirada en la ya existente con anterioridad en su ajuar y confeccionada con un traje de luces del torero Juan Belmonte, que resalta la luminosidad del conjunto y envuelve de pureza los bellos rasgos de la Imagen de tez morena.

El tocado se compone de un encaje de oro francés recamado de lentejuelas sobre un tejido confeccionado a base de hilos de plata para enmarcarle el rostro.

Veneración a la Esperanza de Triana. Fotos: Máximo Ramírez.

Igualmente destaca la toca de sobremanto, bordada en oro sobre malla en 1965 por las Hermanas Martín Cruz.

Completa la vestimenta la corona de salida, cincelada por Francisco Fernández y Juan Borrero (Orfebrería Triana) en 1984, y realizada con oro de 22 quilates a partir por múltiples donaciones.

En cuanto a joyería, la Esperanza se nos presenta con el puñal de pedrería en estilo «art decó» ejecutado en 2008 por el joyero zaragozano Fernando José Ortiz de Lanzagorta i Vivet y que se inspira en el que lucía la Señora en los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo, así como con el ancla de oro blanco y brillantes del joyero Francisco Mill en 2012 con diseño de Francisco Javier Sánchez de los Reyes y donado por la familia Arispón, el salvavidas de oro labrado en 2002 por Juan Borrero en Orfebrería Triana y que donase la familia Anillo y el conjunto de florecillas de oro blanco.

Ciñe su cintura el fajín de capitán general de la Armada Española que perteneció a don Juan de Borbón, abuelo del actual rey de España, Felipe VI, y que fuese donado al ajuar de la Santísima Virgen en 1998.

Y entre otras piezas, la Esperanza luce la medalla de platino y brillantes que contiene un busto con la Virgen tallada en nácar, de estilo «art decó», y que donara Bobby Deglané, así como la insignia de solapa concedida en su día a este periodista radiofónico de la Orden de Isabel la Católica.

La Esperanza preside el presbiterio de la Capilla de los Marineros. Vídeo: Máximo Ramírez.

Con respecto al propio altar de cultos, en el montaje del mismo vuelve a rendirse tributo al bendito Patriarca Señor San José, de modo que si el pasado año abríamos el año jubilar del esposo de María empleando el cuadro de la Sagrada Familia, copia de Murillo, situado en el bajo coro de nuestra capilla, en este caso cerramos dicho jubileo con la imagen barroca de San José perteneciente a la Real Parroquia de Señora Santa Ana y que se atribuye al círculo de Francisco Antonio Ruiz Gijón en el siglo XVII.

Para entronizar esta espléndida talla, la Hermandad de la Vera Cruz de la sevillana localidad de Alcalá del Río ha cedido un dosel y un frente de altar de metal plateado obras del orfebre Villareal, y flanqueándolo van sendas columnas de cerámica, con sus tibores a juego de estilo regionalista, que han sido adquiridas recientemente por la hermandad.

Escoltando el manto de Nuestra Señora de la Esperanza, se contemplan los nuevos ángeles ceriferarios realizados en este mismo año 2021 por la imaginera Lourdes Hernández Peña.

Finalmente, a ambos lados de la Esperanza aparecen los blandones de metal plateado del siglo XIX y un pedestal con jarras de flores.

La veneración a la Esperanza marinera se prolongará hasta las 21:30 horas de este miércoles, y continuará durante el resto dea semana hasta el próximo domingo a las 19 horas, momento en que culminará el solemne acto reverencial.

El Triduo a la Bendita Imagen también se iniciará hoy a las 20 horas, presidiendo la celebración fray Jesús Díaz Sariego, prior dominico de la Provincia de Hispania.