Advertisements
Sevilla

Un hermano impugna las elecciones en El Santo Entierro

Un hermano del Santo Entierro ha impugnado ante la autoridad diocesana competente las últimas elecciones celebradas en la hermandad del Santo Entierro. El motivo obedece a que, según precisa el citado hermano, no se habrían respetado los plazos establecidos en las normas diocesanas (30 días naturales) para que el censo pueda estar a disposición de los hermanos. 

Según alega el hermano, esta circunstancia ha mediatizado el proceso electoral y por ende el posterior resultado de las elecciones, donde una de las candidaturas ha obtenido la victoria por solo dos votos de ventaja. 

En ese sentido, entiende el hermano, la transparencia no solo se ha visto comprometida sino también el propio resultado, con el consiguiente perjuicio ocasionado a todos los que acuden a unas votaciones con la confianza de que se han cumplido todos los items establecidos, en aras de lograr unos resultados sin tacha alguna. 

Además en su escrito afirma que se ha omitido el ofrecimiento a los candidatos presentados una vez proclamadas las candidaturas de poder designar un miembro de la Comisión Electoral. En tanto en cuanto entiende que no existe modificación alguna en las reglas corporativas en relación a la regulación de la citada Comisión Electoral, por lo que sería preceptivo aplicar las normas diocesanas.

Por estas razones solicita a la Delegación Diocesana para Asuntos Jurídicos de las hermandades la impugnación del cabildo de elecciones celebrado el pasado 24 de noviembre con la declaración de nulidad de este y las consecuencias inherentes a tal resolución. 

Cabe recordar que la hermandad del Santo Entierro volvía a afrontar un Cabildo de elecciones con dos candidaturas, tal y como ocurriese en 2013, cuando se enfrentaron en las urnas José María Font Ortiz y Fermín Bernabé Vázquez Sánchez, obteniendo el primero de ellos el respaldo mayoritario de la asamblea general de hermanos. Cuatro años después eran Fernando Sánchez Macías y José María Domínguez-Rodiño quienes optaban a dirigir a la cofradía del Sábado Santo. Decisión que han tenido que dilucidar los hermanos de la corporación en el cabildo convocado al efecto este viernes.

La lista que se impuso por un estrechímo e increíble margen de apenas dos votos -166 frente a 164 y 4 votos en blanco -, fue la encabezada, como hermano mayor, por José María Domínguez-Rodiño Sánchez-Laulhé, que se completa con José Manuel Laguarda García, teniente de hermano mayor; Rocío Algarra Crehuet, promotora sacramental; Fernando Fernández Luna, consiliario; Pedro Antonio Soro Bernáldez, censor; Fernando López López, mayordomo; José Manuel Guerrero Mantel, clavero; Guillermo García-Junco Gómez, secretario primero; Jesús Palomero Páramo, secretario archivero; Joaquín Guerrero Rodríguez, prioste primero; Carlos Domínguez-Rodiño Sánchez-Laulhé, prioste segundo; Fernando López Jiménez, prioste tercero; Manuel Martín Cañete, diputado de Juventud y Formación; Reyes Iglesias Aguilar, diputada de Caridad; y Valeriano Amaya Villar, diputado mayor de Gobierno. Está por ver ahora cuáles son las consecuencias de la impugnación.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup