España

Un libro recopila los tesoros más valiosos del joyero de la Virgen del Pilar

El Tesoro de la Virgen del Pilar, una valiosa colección de joyas y objetos de arte formada a lo largo de diez siglos con donaciones de los fieles, ha sido recopilado en un libro por la periodista Marian Rebolledo, quien además acerca al lector a las curiosidades y leyendas que rodean este patrimonio.

El libro constituye en la práctica un catálogo de las piezas que componen este tesoro, cuyo objeto más antiguo es el olifante –o cuerno de viento– de Gastón de Bearn, guerrero cruzado y conquistador de Zaragoza, ofrecido por su esposa en el siglo XII, y que cuenta también con donaciones de reyes, reinas y grandes personalidades.

La autora ha explicado que «se trata del primer libro de carácter divulgativo» que se edita sobre esta colección, ya que «hasta ahora sólo existían publicaciones de tipo académico».

‘El Tesoro de la Virgen del Pilar’, que se ha realizado en colaboración con el Cabildo de Zaragoza, es un volumen de 200 páginas, con fotografías de Fabián Simón y editado por El Periódico de Aragón.

Fieles de toda condición, y de todo el mundo, han depositado ante la Virgen del Pilar joyas y objetos de diverso tipo, formando la que, según Rebilledo, constituye «la mejor colección de joyería histórica que se conserva en España, junto con la de algunos museos como el Lázaro Galdiano de Madrid».

Valiosas donaciones

El libro ofrece en sus páginas «más de cien piezas seleccionadas del Tesoro», ha indicado la autora. Se trata de las más valiosas o significativas, como la que aparece en portada: «Un relicario con la imagen de una paloma, formado por 140 diamantes, donado por la marquesa de Bárboles en 1695».

El Tesoro cuenta con un volumen de piezas cinco o seis veces superior, algunas de las cuales no se han podido fotografiar. Es el caso, de «la joyería tradicional, perteneciente a las donaciones populares, cuyos materiales son más endebles y que no podíamos sacar de sus vitrinas para no perjudicar su estado», ha especificado Rebolledo.

Las donaciones no son cosa del pasado, este mismo mes de octubre se ha recibido «una corona ofrecida por una congregación religiosa argentina», ha apuntado la autora, quien ha recordado que la historia también ha golpeado al tesoro.

Así, las reparaciones de guerra que exigieron los franceses tras los Sitios de Zaragoza se pagaron con el tesoro de la Virgen del Pilar, y sucesivas subastas –sobre todo la de 1870, necesaria para acabar las obras del templo– lo privaron de piezas de enorme valor histórico, según se explica en el libro.

Sin embargo, el Cabildo de Zaragoza, custodio de ese tesoro, ha mantenido piezas de indudable valor histórico y artístico hasta el día de hoy. El libro ‘El Tesoro de la Virgen del Pilar’ realiza en su páginas un recorrido histórico por esos objetos, y por las diferentes peripecias que ha sufrido la colección a lo largo de los siglos.

Todas las piezas que aparecen en la obra se encuentran expuestas en el Museo Pilarista, dentro de la Basílica, que en la actualidad permanece cerrado.