Advertisements
El Capirote, Opinión, Sevilla

Un paso atrás

Si El Correo de Andalucía continuara su andadura tendríamos esta semana la crónica de la coronación de la Virgen de la Victoria por Pepe Gómez Palas, probablemente en su “Cuerpo de ciriales”, que leíamos cada fin de semana junto con las últimas informaciones cofradieras de manos de Manuel J. Fernández. O las columnas de Carmen Prieto o Víctor García Rayo. Y de otros tantos que nos contaban las últimas novedades de un mundo apasionante, tanto como el universo del periodismo que, con el cierre de la cabecera más antigua de Sevilla, ve cómo se apaga una estrella que ha estado brillando desde hace casi 120 años.

Los coleccionables de cuaresma, como aquella enciclopedia audiovisual de 1999, la revista Más Pasión 7 al inicio de cada mes, la enciclopedia audiovisual, el juego de mesa, o los programas de aquellos años como el de 1963, ilustrado por la antigua dolorosa de Pasión, el de 1942 con la Virgen de Regla, cuya autoría sería desvelada hace escasos años. Y ¿qué me dicen del Rocío? Medallas, vídeos, llamadores… sin perder de vista la información de última hora.

En lo que respecta a la información cofradiera es innegable la contribución que desde sus inicios ha hecho el ya desaparecido diario. Fundado por el Cardenal Marcelo Spínola, desde 1899 ha sido testigo de acontecimientos que han quedado grabados para siempre en la historia de las hermandades. Coronaciones canónicas, la pérdida de imágenes durante la guerra civil, el nacimiento de nuevas corporaciones, vía crucis, Martes Santo al revés, creación de nuevas jornadas, concordias, los últimos estrenos, restauraciones, las carreritas, las bullas…

Y qué decir de El Correo TV, el primer canal que buscábamos cuando la lluvia hacia su aparición y llegábamos a casa. Y también antes de salir, para comprobar si había retrasos y conocer en qué puntos se encontraban los pasos. Sin El Correo de Andalucía, además de perder en pluralidad, se pierde, para los cofrades, un continuo canal donde el periodismo de ruan tenía una credibilidad más que asegurada. Ahora, nos queda un pasado en hemerotecas, unas páginas que han sido testigo de la Semana Santa durante más de un siglo.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: