Advertisements
Córdoba, El Rincón de la Memoria

Villaviciosa recibe una donación fotográfica histórica

La Hermandad de Villaviciosa ha anunciado que «con el objetivo de no dejar caer en saco roto nada que pueda hacer grande la bendita advocación de Villaviciosa que, en la polifacética producción devocional de sus cuatro dimensiones (imagen original, primitiva hermandad, pueblo de la Virgen y Sevilla), ha dado y seguirá generando tanto sustrato histórico en torno a Ella, nuestra Hermandad ha tenido a bien aceptar la donación de dos negativos fotográficos en cristal, atribuidos al editor y fotógrafo afincado en Valencia Andrés Fabert, de la imagen de Ntra. Sra. de Villaviciosa, venerada en el pueblo de Villaviciosa de Córdoba de la que es patrona, sexta imagen que representó a la Virgen de Villaviciosa en 1763 (junto a la imagen vicaria reservada en la sala capitular de la catedral y coetánea de la misma), después de la imagen original, la imagen titular de nuestra Hermandad (1529-1531), la de Santa María de Gracia (1609), la del Monasterio del Cister (1680) y la dolorosa de la Hermandad del Santo Entierro de Sevilla (1691). Todas anteriores y más antiguas que la patrona del pueblo de Villaviciosa de Córdoba».

Se trata de dos negativos en cristal de comienzos del siglo XX recuperados de un anticuario en Alicante procedentes de la “La Industrial Fotográfica”  que difieren en tamaño y que representan: uno, en tamaño de 10 x 15 cm., la imagen en toda su dimensión con peanas incluidas; y otro, con un tamaño más pequeño de 9 x 6 cm., que representa sólo y exclusivamente la imagen de la Virgen. «Curiosamente, -explica el comunicado de la corporación- el archivo de la Hermandad contaba ya con  una postal realizada con el primero de los negativos referidos, hoy propiedad de la misma, tratándose de una estampa en cartulina en forma de tarjeta postal de formato vertical en blanco y negro cuya imagen ocupa toda la postal».

Andrés Fabert, establecido en Valencia, publicó a partir de 1909 muchas series de tarjetas postales y fue un fotógrafo y editor con producción propia y a su fallecimiento en 1911, sus sucesores reeditaron sus postales con el nombre comercial de “La Industrial Fotográfica”. Fue el primer editor en la producción levantina de postales fotográficas o brillantes, en acabado al gelatinobromuro de mayor calidad y precio que las fototipias.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies