Advertisements
El Capirote, Jaén, Opinión

La revista

Proliferan en cuaresma los programas de cuaresma, los de Semana Santa y hasta los que recogen un camino que va desde la torrija hasta que suenan los claquetazos de las sillitas en la Campana cuando pasa la Soledad de San Lorenzo―ahora ya imposible de escuchar en ese Sábado Santo que nos va oliendo a despedida―. Algunos más aprovechables que otros pero todos con la intención de contarnos cómo se vive una celebración que en Andalucía tiene un referente que da la vuelta al mundo.

Este tipo de publicaciones logran además que uno se sienta más nervioso ante esa tensa espera que va acortándose a medida que los vía crucis, traslados y mudás van haciéndose posibles. Algunas podemos leerlas el resto del año, pero otras se hacen tanto esperar que es en cuaresma cuando nos lanzamos a devorar alguno de estos números.

En Jaén, la Agrupación de Cofradías presentó hace escasas semanas su último número. Pasión y Gloria lleva ya más de una treinta de números a sus espaldas y es grato comprobar cómo cada año va superándose tanto en contenidos como en investigación porque, ya me dirán ustedes, si no hay revistas de ámbito cofradiero que son más bien para olvidar y que todavía siguen saliendo a la venta a pesar de que sus contenidos a algunos historiadores, hablo con conocimiento de causa, les provoquen carcajadas porque eso de llorar es mejor dejarlo para las cosas serias, que la cuaresma es para disfrutarla.

El otro día me llamaba un amigo mío para comentarme cómo en un texto de una conocida revista uno metía no el dedo en la llaga sino el pie hasta la más profunda de las ignorancias, y todo ofuscado se revolvía una y otra vez en cómo podía el autor escribir tan semejante patraña. Pues mire, usted, todos nos equivocamos y puede ser que en esta ocasión uno terminase escribiendo lo que no es. Pero también saben que cuanto más especializado es el lector, más fácilmente puede uno encontrarle las meteduras de pata que, ojo aquí, el que suscribe también las comete. Porque nadie estamos libres de que en alguna ocasión terminemos errando.

Y precisamente, Pasión y Gloria, que además puede conseguirse entera, desde su número uno hasta el más reciente adquiriendo el pen que se ha puesto a la venta en la sede de la Agrupación giennense, se erige como una de las grandes publicaciones cofradieras no solo de Jaén sino de toda Andalucía por la cantidad de artículos en profundidad que podemos encontrarnos. Para quienes amamos esta tradición centenaria, el descubrir que todavía hay revistas que están respaldadas por estudiosos no solamente de la materia en sí sino de los campos adyacentes, hace que podamos deleitarnos con toda una serie de artículos y estudios que precisamente por su profundidad llegan a explorar campos donde antes apenas se había investigado.

Algunos nombres son ya históricos dentro de la citada publicación, y otros comienzan a hacerse presentes en este mundo con artículos realmente interesantes. Y qué decir tiene que el archivo fotográfico de Roselló al igual que los tres números de la revista “Santo Rostro” también están digitalizados. Aquellas estampas de décadas pretéritas y aquellos montajes que hoy en día sería casi imposible de volver a levantar, están al alcance de cualquiera. Solamente con ver la portada, el bello rostro de Madre de Dios, de la hermandad del Silencio, es ya un presagio de los contenidos que podemos ver en el interior. Sin duda, de lo mejor de esta cuaresma que ya va llegando a su ecuador.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: