Advertisements
Córdoba, ⭐ Portada

23 años reinando en Fátima

Cada 15 de diciembre, el barrio de Fátima vive un día especial recordando la bendición de la que se convertiría en Reina de su Barrio hace ya 23 años. Un 15 de diciembre de 1994, se bendijo en la parroquia de la Aurora la imagen María Santísima de la O, y lo ha querido recordar para Gente de Paz quien su hermano mayor, Rafael González, quien por entonces tenía 12 años, se encontró con la bendición de la Virgen de la O a través del cartel anunciador ubicado en una frutería del barrio de Fátima una semana antes del acto.

«En mi mente del niño de 12 años pensaba que al año siguiente iba a salir en Semana Santa, sin tener la más remota idea de lo que era el grupo de la O y de cómo se fragua una cofradía». Así pasó esa semana llena de los nervios previos a la bendición, a la que acudió con sus padres. La nueva obra de Antonio Bernal estaba ataviada para este día tan especial con ropa de la Paz y Esperanza y con la corona de la Aurora de Cabra, siendo bendecida por el entonces obispo José Antonio Infantes Florido.

El miércoles tras la bendición, González acudió de nuevo a su encuentro, pero era totalmente distinto, «se me cayó el alma a los pies al verla. La había visto de reina, con ese manto, con esa saya, todo bordado, y pasé a verla en su altar, sin corona, con saya y manto liso, me impactó de tal manera que le pregunté al entonces cura, D. Manuel, qué pasaba, explicándome que se estaba creando la Hermandad y que tenía su proceso». Tras esa conversación, al llegar a su casa, no dudó un momento en hablar con su padre y su familia para que se hicieran hermanos de la incipiente corporación.

La Virgen de la O es obra del artista cordobés Antonio Bernal Redondo, realizada en madera de cedro en el año 1994, se trata de una imagen de candelero para vestir, de cabeza completa con cabellera tallada, busto y manos, siendo esta una de sus obras más personales, realizada directamente en la madera, y que posee los rasgos idealizados de la belleza de la mujer cordobesa en conjunción con un sereno dolor que le confiere una especial unción sagrada.

«Son recuerdos bonitos, y más pensando en lo que costó que una parroquia dijera que si para que llegara la virgen». Recuerdos de un hermano mayor que vive los cultos a aquella virgen de Bernal que hace 23 años se bendijera. Desde entonces, la corporación ha vivido ya la salida de la Reina de Fátima por su Barrio los dos últimos Sábados de Pasión, la llegada de Jesús de la Victoria en sus tres caídas, obra del propio Bernal y la aprobación  «ad experimentum» de sus estatutos como Pro-Hermandad, como hitos esenciales de una corporación que mira con ilusión y fuerza el futuro.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup