A paso mudá, Opinión

El bombo en el izquierdo

Qué titular más bonito para nombrar algo tan sencillo para el costalero, ¿verdad?

En la Semana Santa, las agrupaciones musicales, bandas de cornetas y tambores y bandas de plantilla completa, son un simple complemento para lo que llevamos sobre nosotros, para ser el son del Señor o de su Madre. Cuando se interpreta la música más allá de esto, entonces tenemos un problema.

Recientemente, un famoso vídeo de las redes sociales, me hace ver la hipocresía que se mueve por este mundillo, en el que llevo prácticamente toda mi vida. Y es que, trasladándolo a otros ámbitos, ¿sería concebible que tu jefe despresitigiara el trabajo de su hermano, cuando no trabaja ni para el suyo? No tendría ningún sentido.

Pues esto pasa igual en la Semana Santa. El bombo en el izquierdo porque la banda se retrasa, pero nadie habla de que el costalero no ha ensayado ni de que la métrica en la Semana Santa se nos queda algo lejos (¡gracias a Dios, no queremos sibelius andantes!). Y luego, te ves a ciertos personajes idolatrando en Almería a todos menos a los suyos, donde el falserío y el postureo cada vez se notan más, y donde los gritos se oyen desde lejos por parte de un sector minoritario.

Un sector que no es ni el 10% de una hermandad donde luchan contra el otro 90%. ¿Qué atrevido por su parte, no? Si es que hacer el imbécil no está pagado… y si pagaran, más de uno se haría rico.

Sin embargo, estoy de acuerdo con ese cierto sector. La palabra VIDA tiene mucho sentido, y más en los tiempos que corren donde hay tantas personas con dificultades para seguir adelante, donde cada día es más difícil vivir. Vida para todos, Vida para nuestra Semana Santa, para todos los hermanos, costaleros y músicos. Para los capataces y los toca pelotas sin vida, déjenla vivir a los demás y dejen de hacer el ridículo.

Haters en 3, 2, 1…

Saludos para todos y lo dicho, disfruten de la vida, vivan y luchen por sus sueños; no hay nada más bonito que eso.