Cruce de gallardetes, 💙 Opinión

Ahora que hay que decidir volvemos…

Estar en una junta de gobierno no es obligatorio, pero si decidimos formar parte de la misma, ello nos exige compromiso y muchas responsabilidades. No pasamos a formar parte de la misma por obligación, pero si sabemos, que estar en ella nos implicará quitarle tiempo a muchas cosas como a nuestras familias, aficiones y múltiples de acciones.

Y como en cualquier buena casa que se precie, la práctica está muy bien, pero la teoría es bien distinta, pues aunque son muchos los que conforman la directiva, al final, siempre son los mismos los que tiran del carro, vamos, a los que “les duele el santo”, como se dice en mi tierra. Hasta dentro de las propias juntas de gobierno, componentes se creen que algunos tienen todas las obligaciones y que ellos van para hacerle a los mismos un favor.

Si la pandemia sembró dejadez en algún lado, está claro que un lugar de ellos es en las juntas de gobierno, donde algunas casi en pleno, con la excusa de la pandemia, han dejado a las corporaciones en un segundo lugar. Afortunadamente la historia cambia y se va viendo poco a poco la luz al final del túnel.

¿Y qué significa para los cofrades ver la luz al final del túnel? Pues la recuperación del culto externo, la vuelta de las procesiones y la ilusión por una nueva Semana Santa ¿Y que trae esto a nuestras juntas de gobierno? Pues que un número importante de hermanos, que han estado casi dos años ausentes en las juntas, importándole tres pimientos lo que se hablara, las preocupaciones, problemas y el día a día de la corporación ahora vuelvan a las mismas cual salva patrias.

¿Y porque ahora? Pues porque ahora hay que buscar de nuevo bandas, elegir recorridos, buscar alternativas, ver en qué paso saldrán y en definitiva, decisiones muy muy golosas ¿Y dónde han estado todos esos hermanos comprometidos cuando nuestra Cofradía estuvo bajo mínimos? Mejor ni saberlo.

Si algo está claro, es que la paciencia de nuestros directivos es ilimitada y una vez más, tendrán que aguantar, que los que han pasado del tema durante tantos meses, ahora vengan a dar recetas de cómo se debe de hacer ¿Habrán aprendido los directivos a prescindir de su opinión?

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup