Portada, Sevilla

Alberto Javier Martín Pérez: «Los hermanos mayores debemos sentarnos de nuevo (…) esto ha estallado, el día se ha roto y si somos capaces de recomponerlo debe hacerse más pronto que tarde»

«Yo creo que se ha estado presionando desde el principio para de alguna manera colocar al Baratillo en una posición de fuerza, cuando es la que está más cercana a la Catedral»

El hermano mayor de la hermandad del Cristo de Burgos, Antonio Javier Martín Pérez, ha reconocido este lunes que ha presentado un escrito al ayuntamiento para solicitar que se retire el plan aprobado recientemente para reorganizar el Miércoles Santo, amparándose en razones de seguridad.

En declaraciones al programa de Canal Sur Radio El Llamador, el máximo responsable de la corporación hispalense ha justificado esta medida porque «hemos visto que tal y como está esta alternativa está planteada invalida el plan de autoprotección que tenemos para el Miércoles Santo».

El hermano mayor ha explicado que «el plan de autoprotección establece que las salidas de evacuación, una es la que da a San Pedro y la otra que es la que da Santa Ángela. Al estar circulando la hermandad del Carmen, lo que por dentro hemos dejado libre para que podamos utilizarlo como evacuación nos la encontramos con el público y la cofradía taponando las posibles salidas de evacuación. En ese momento es cuando dentro estamos formando a toda la cofradía, en torno a 650 personas, y entendemos que es un riesgo alto» ha subrayado.

Antonio Martín Pérez ha desvelado que una de las cuestiones que le ha sorprendido mucho en este proceso es que «dos puntos críticos que se querían salvar, por un lado el tramo de Orfila y Javier Lasso de la Vega y por otro lado, el cruce que teníamos con El Carmen, que en estos últimos años primero pasaba el Cristo de Burgos y luego El Carmen en el primer caso seguimos pasando cinco cofradías por la calle Orfila y en el caso del cruce del Carmen con el Cristo de Burgos hemos agravado, más si cabe, ese cruce porque hacemos coincidir en el tiempo las dos cofradías».

Respecto a las cinco cofradías que han de transitar por Orfila, el hermano mayor ha recordado que su hermandad propuso discurrir por otro itinerario y tirar por San Martín, » y hacíamos un gran esfuerzo», ha incidido. A la pregunta de si usted cree si «dos hermandades como San Bernardo y el Baratillo tienen tanta fuerza como para poder cambiar una jornada», Martín ha afirmado «al parecer eso es lo que apuntan» añadiendo que «desde hace un mes salieron algunas informaciones que apuntaban a que el Baratillo fuera la última y esto podría hasta provocar que se quedase sin salir el Miércoles Santo… Yo creo que se ha estado presionando desde el principio para de alguna manera colocar al Baratillo en una posición de fuerza, cuando es la que está más cercana a la Catedral», ha subrayado.

«Con este plan -ha proseguido- el problema que nos vamos a encontrar nosotros es cuál va a ser el retraso que hay en Campana cuando lleguemos. A partir de ahí, si está previsto que nuestro palio entre a las 2:45 h yo tengo muy muy seguro que vamos a entrar cerca de las 4:00 h. de modo que un problema que hemos intentado resolver con la entrada tardía de las cofradías a nosotros se nos ha generado retrasando tanto la salida. Ahora mismo creo que con el Amor, que sale en torno a las 9:15 seremos la hermandad que más tarde salga».

«Otra de las cuestiones que tenemos clara -ha recalcado- es que nosotros casi con total seguridad cogemos al palio de los Panaderos en la calle Francos, ya que sólo está las Siete Palabras en medio y nuestro ritmo de vuelta es bastante alto». Reiterando el problema que supone que su cofradía tenga que esperar a que El Carmen pase por la puerta de su templo para salir a la calle el hermano mayor ha incidido en que hasta ahora siempre tenía preferencia la hermandad que iba camino de la Catedral y esto se rompe obligando a su hermandad a esperar aquel Carmen discurra por delante de su sede canónica. En este sentido ha subrayado que «cualquier incidencia que pudiera ocurrir trastoca todo el plan de itinerarios del Cristo de Burgos».

A modo de conclusión, Martín opina que «esto no se debe dejar más tiempo, los hermanos mayores debemos sentarnos de nuevo y aparcar todas nuestras diferencias. Esto ha estallado, el día se ha roto y si somos capaces de recomponerlo creo yo que debe hacerse cuanto más pronto que tarde», ha concluido.