España, 📷 Galerias

Anidando en las manos de Dios

El Museo de Valladolid ha amanecido con una imagen distinta. Con ocasión de la cuarentena y la mayoría de los espacios cerrados, los animales han ido tomando las ciudades y pueblos de la geografía. Pero también han ido más allá accediendo a lugares que permanecen sumidos en el silencio.

Al margen de las imágenes que circulan por las redes, algunas de ellas impostadas buscando el protagonismo a las puertas de los templos, las instantáneas que han captado desde el museo parecen sacada de antiguas leyendas. Recuerdan por ejemplo a la que narraba cómo las golondrinas revoloteaban alrededor de Cristo crucificado, librándole de las espinas, que eran arrancadas por las aves.

En esta ocasión se trata de un mirlo que ha accedido al interior del espacio y ha anidado en la mano izquierda del crucificado, conocido como “Cristo de la Inquisición”, que preside la entrada del museo. Tras la intervención del restaurador, la escultura ha recuperado su estado habitual. Aunque solo haya sido por un corto espacio de tiempo, parece que la naturaleza nos ha venido a recordar que no perdamos de vista a quien nos sostiene en estos tiempos de tribulación.

Imágenes: Museo de Valladolid

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup