Córdoba

Antonio Bernal culmina un retablo que muestra una imagen familiar de los mártires de Villaralto

La diócesis de Córdoba ha anunciado que el matrimonio formado por Isidoro e Isidra, que murió defendiendo su fe durante la persecución religiosa en la diócesis de Córdoba entre 1936 y 1939, y fue beatificado el pasado 16 de octubre en la Catedral de Córdoba, contará a partir de ahora con un retablo en la parroquia de San Pedro Apóstol de Villaralto.

Según se explica en la nota de prensa emitida al efecto, el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, será el encargado de bendecir el retablo, obra del escultor Antonio Bernal, en la parroquia de Villaralto el viernes, 26 de noviembre, a las 18:00 horas. Tras la eucaristía se presentará el retablo a los fieles así como la biografía del matrimonio mártir. El retablo muestra una imagen familiar del matrimonio con sus tres hijos en la plaza del pueblo. Al fondo aparece la parroquia de Villaralto y la Divina Pastora. Para no romper con la armonía de la parroquia, el escultor ha buscado la inspiración en el resto de retablos para mantenerse en la misma línea.

Isidoro e Isidra nacieron en Villaralto donde fueron bautizados -explica la nota-. El 25 de diciembre de 1918 contrajeron matrimonio en la parroquia de la localidad, de la que eran feligreses. Tuvieron tres hijos, dos varones y una hembra, y formaban un matrimonio cristiano unido y feliz. A finales de julio de 1936 fueron detenidos porque Isidra era la Presidenta de la Acción Católica de Villaralto y ambos seguían siendo cristianos y manifestándose como tales ante el pueblo con sus obras. Durante el tormento, Isidra animaba a su marido gritando: “Isidoro, di conmigo: ¡Viva Cristo Rey!” y “Que nos matan, di: “¡Viva Cristo Rey!”.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup