Córdoba

Antonio Villar Moreno ofrenda al Socorro un pregón cargado de emoción

Ya lo explicó en una emotiva entrevista concedida a Gente de Paz: «El vacío que deja Ricardo es imposible que nadie lo pueda reemplazar. Si yo no hubiera conocido a Ricardo, no sería el Antonio Villar Moreno que soy. Evidentemente soy hijo de mi padre y de mi madre, los llevo en los apellidos y por ello le doy todos los días gracias a Dios, porque mi padre, que ya no está, mi madre y mi abuela, son unos seres maravillosos. Pero el Antonio Villar Moreno artista que soy, si yo no hubiera conocido a Ricardo, ni por asomo lo sería. Ricardo me enseñó la pasión por la Virgen. Ahí se resume todo. El consejo más importante que Ricardo me dio es: la única que no te va a fallar nunca es la Virgen».

Emotivas sentencias convertidas en verdades absolutas por parte de un hombre en cuya vida, a todos los niveles, Fray Ricardo de Córdoba ha sido y es un elemento esencial e insustituible. Por ello su figura estuvo presente en en su cita con una de sus más queridas advocaciones, la Virgen del Socorro, en virtud del pregón que protagonizó Villar el pasado domingo, repleto de sentidas palabras a la Virgen que quiso el pregonero dedicar a su amigo. Una cita en la que Antonio Villar desgranó con gran destreza sus emociones y en cuyo discurso, Ricardo estuvo muy presente; no en vano el propio Villar reconoce estar, en cierto modo «en deuda con él». 


Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup