Sevilla, ⭐ Portada, 📷 Galerias

Así espera la Macarena a Sevilla

La Virgen de la Esperanza está desde hoy, y hasta el próximo 18 de diciembre, festividad de la Expectación de María, en besamanos. La Santísima Virgen luce para su tradicional besamanos el manto de malla, obra de Juan Manuel Rodríguez Ojeda (1899-1900).

La saya de la Virgen es una pieza de Mariano Martín Santonja (2018) -donada por dos hermanos-, que reproduce la saya de la urna funeraria de Rodríguez Ojeda (1914) desaparecida en 1936. El adorno floral del besamanos está compuesto por orquídeas, astromelias, rosas y calas.

Cabe recordar que la Hermandad de la Macarena mantendrá este año las mejoras organizativas en el besamanos introducidas en 2018 y que resultaron un éxito al permitir que un mayor número de hermanos y devotos (más de 53.000 en total) pudieran encontrarse de la Virgen de la Esperanza sin sufrir largas esperas en la cola.

De este modo, la Hermandad pretende que el de este año vuelva a ser el besamanos de los hermanos, de los devotos y del barrio, que esperan todo un año para este encuentro con Virgen; en definitiva, que los únicos protagonistas del besamanos sean los devotos y la Virgen; que lo único importante en esos días sea propiciar el encuentro entre los devotos y la Virgen de la Esperanza.

El besamanos de este año durará cinco días, desde el sábado 14 al miércoles 18 de diciembre, y la organización del mismo tendrá como finalidad permitir que más hermanos y devotos puedan acercarse a la Virgen de la Esperanza en esas jornadas, reduciendo la espera en la cola y evitando incomodidades propiciadas por la afluencia masiva de público a un espacio tan limitado. En este sentido, la Hermandad es consciente de que muchos hermanos y devotos aguardan durante todo el año estos días para estar cerca de la Virgen de la Esperanza, de ahí que haya decidido mantener las novedades puestas en marcha en 2018 y que tan magnífico resultado dieron.

Se mantendrá el turno de 7:00 a 8:45 horas solo para los hermanos. Esta hora y cuarenta y cinco minutos por día permitirá a muchos hermanos, que por razones de trabajo, familiares y de otra índole no podían asistir al besamanos, hacerlo de una manera más cómoda e íntima.

También se repetirá el recorrido acotado para agilizar el paso de los devotos por el besamanos de una manera cómoda, con pasillos habilitados para las personas con movilidad reducida. La reorganización del acceso y la salida del besamanos favorecen el tránsito de un mayor número de devotos de una manera más fluida, sin esperas ni tapones. De este modo, el acceso al besamanos solo y exclusivamente se realizará por la puerta situada a la derecha de la reja del atrio, que estará debidamente señalizada. Desde ese punto, el recorrido hasta la salida de la Basílica estará acotado y será únicamente para besar la mano de la Virgen, favoreciendo así la fluidez de la cola y evitando los parones de otras ocasiones.

Este recorrido conlleva que los devotos que accedan al besamanos no podrán abandonarlo hasta salir de la Basílica por la tienda de recuerdos y la puerta situada a la izquierda de la reja del atrio. No obstante, aquellas personas que deseen acceder a la Basílica podrán hacerlo por la puerta principal del templo.

Las personas con movilidad reducida accederán al besamanos por el mismo recorrido que el resto ya que se han habilitado los pasillos con la suficiente anchura para que puedan llegar hasta la Virgen de una manera cómoda y sin ningún tipo de barrera arquitectónica.

La Hermandad pretende que el flujo de hermanos y devotos sea continuo para evitar paradas innecesarias en la cola. Para lograrlo, estarán prohibidas de nuevo las fotos posadas junto a la Virgen que ralentizan el ritmo y acumulan tiempos de espera innecesarias para el resto de personas que aguardan en la cola. Las fotografías habituales, que no suponen la paralización de la cola, estarán permitidas, tal y como sucedió el año pasado.

Los tradicionales coros de campanilleros que cantan a la Virgen en los días del besamanos lo harán desde un espacio reservado pero sin entorpecer el discurrir de los devotos.

Otra novedad con respecto a años anteriores es la habilitación en el atrio de la Basílica de un parking para carritos de niños pequeños. Los padres podrán pasar así por el besamanos de una manera más cómoda y se evitará que estos carritos entorpezcan el tránsito de la cola.

De la misma manera, y para favorecer que un mayor número de devotos pueda besar la mano de la Virgen, se suspenderá el turno para fotógrafos que habitualmente existía entre las 15:00 y 16:00 horas. Así se gana una hora por día para que más hermanos y devotos pasen por el besamanos.

Con la misma finalidad la Hermandad ha suprimido las misas en la Basílica, excepto las de las 10:00 y 20:00 horas del domingo y las de las 9:00 y 20:00 horas del resto de días del besamanos.

Finalmente, durante los días del besamanos, los hermanos que lo deseen podrán recoger a la salida de la Basílica, en el atrio, la publicación Esperanza Nuestra 2019. También estará a disposición de hermanos y devotos el CD de villancicos de la Escolanía de la corporación titulado Navidad Macarena y dulces de conventos sevillanos, a través de cuya venta la Hermandad colabora en el sostenimiento de estas comunidades religiosas de la Archidiócesis.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup