Sevilla, ⭐ Portada

Así será la Misión Evangelizadora del Museo por el 250 aniversario de la hechura de la Virgen de las Aguas

Con motivo del 250 aniversario de la hechura de la Virgen de las Aguas la Hermandad del Museo ha puesto en marcha el mejor regalo que la pueda contentar: una Misión Evangelizadora que acerque a su Hijo a cuantos alcance la misma. Una misión que tiene por fundamento anunciar el Evangelio, promover la celebración de los Sacramentos e impulsar un encuentro entusiasta con Jesús. Reforzar la fe comunitariamente vivida y renovarse en lo esencial de nuestra identidad cristiana.

El objetivo de la misión es revitalizar y dinamizar la fe de los hermanos en unión con la Parroquia de San Vicente Mártir compartiendo momentos de oración, de escucha, de reflexión. Despertar a los dormidos en la fe que pueden haber caído en la indiferencia o en el alejamiento de la Iglesia. Avivar y zamarrear la vida espiritual de los que están despiertos, pero instalados en “su zona de confort”. La misión está abierta a la plena participación tanto de los Hermanos de la Corporación como a otros grupos, Hermandades y feligreses y pastorales de la Parroquia de San Vicente Mártir y a cuantos quieran acercarse.

El contenido de la Misión se traduce en la participación de varios grupos de Hermanos y feligreses de entre 10 a 15 componentes cada uno de ellos dirigidos por un Monitor coordinador, una reunión de una hora de duración cada tres semanas desde enero de 2022 a octubre de 2022, versará sobre la comunidad cristiana y la figura de Cristo en base al material facilitado por la Vicaría para la Nueva Evangelización que es la coordinadora general, una misa de Envío, el sábado 11 de diciembre de 2021 a las 20,30 h. coincidiendo con Triduo en la Capilla del Museo., una eucaristía mensual compartida por todos los grupos y una semana festiva de la Misión se celebraría entre el día 8 al 15 de octubre de 2022.

María Santísima de las Aguas es obra del escultor Cristóbal Ramos (1772), imagen de candelero que fue concebida para ir arrodillada delante del Cristo con las manos entrelazadas, con la posición conocida como el Stabat Mater, formando así parte del único paso que poseía la hermandad; según Bermejo y Carballo en su obra Glorias Religiosas de Sevilla, …una de las buenas de esta ciudad; ostentándose la Señora arrodillada, con las manos cruzadas sobre el pecho, y los ojos fijos en el cielo, en una actitud espresiva y devota.

El rostro de la dolorosa está realizado en terracota, siendo la única Virgen dolorosa sevillana de dicha materia que sale en procesión durante la Semana Santa. A lo largo de la historia, se le han realizado varias restauraciones, en 1829 se le realizó la más significativa trastocándose su posición primitiva de dolorosa arrodillada y estar erguida, y con las manos separadas.

En 1880 fue restaurada por Manuel Gutiérrez Cano Reyes que retocó la imagen y la sometió a una limpieza en la policromía. En el año 1922 el escultor Infantes Reina talló en madera el actual juego de manos. En 1962 se le realiza nuevo candelero obra de Sebastián Santos Rojas, el cual modifica la posición del cuerpo variándole su inclinación. La última restauración fue realizada en el año 2000 por Francisco Berlanga.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup