Advertisements
A paso mudá, 💙 Opinión

Atrás quedó la época dorada de las bandas de Cristo

Atrás quedó la época dorada de las bandas de Cristo, donde un gran elenco de composiciones musicales nutrieron a nuestra Semana Santa en dicho momento y, la gran mayoría, estando presentes hasta ahora. La Saeta, Sagradas Vestiduras, Costalero, Himno de San Antonio, Ego Sum Cristo del Amor, Soledad de San Pablo… Y un largo etcétera a los que podemos añadir marchas de otro corte como Aurora de Resurrección, así como Al Dios Moreno o Andando y con Sentimiento.

Al fin y al cabo, son marchas realizadas hace bastantes años y que a día de hoy muchas son las bandas que las tienen en sus repertorios, por lo que podemos estar satisfechos que estas marchas nunca se pierdan. En cambio, muchas otras de las denominadas modernas (última década aproximadamente), no han llegado a cuajar, durando un par de años como mucho en algunos repertorios.

Que conste que soy partidario de la creación de nuevas composiciones, ya que actualmente disponemos de recursos muy avanzados para la composición, pero ¿cuál es el problema? Las composiciones de Semana Santa han dado un giro. El corte militar ha dado paso a la música descriptiva. Ello no supone que una sea mejor o peor que otra, puesto que quien compone tiene una formación académica (o eso se supone), lo que hace que la composición disponga de un mínimo de calidad.

Mi pregunta es: ¿por qué ya no se crean composiciones del corte de aquella época dorada? No quita que me gusten todas, ya que la música es muy amplia, pero últimamente la gran mayoría de las composiciones parecen primas hermanas, aunque creo que todo volverá a su cauce, y solo lo que vale, perdurará en el tiempo como patrimonio de la Semana Santa.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup