Cruz de guía, Opinión

Bibliografía cofrade

No recuerdo cuando fue la primera vez que empecé a leer libros de temática cofrade. Tampoco recuerdo todos los libros que he tenido oportunidad de leer. Desde los inicios más edulcorantes con ejemplares de cuentos de Semana Santa o construcciones de pasos de papel y cartón que marcaron mi infancia hasta la tosca lectura de la excelsa colección de tomos que editara el correo bajo el nombre «Anécdotas, leyendas y curiosidades de la Semana Santa de Sevilla». Una auténtica fuente de sabiduría manada de un área bibliográfica fascinante a la par que desconocida en el mundo de las letras.

He tenido la oportunidad de ser testigo de la eficacia y brillantez de la ligera y poética edición anual del «Cruz de Guía» de la Semana Santa de Linares, mi ciudad. Un texto que presenta lo mejor de las cofradías de la bella localidad a los pies de Sierra Morena con el regusto y la latencia de las tradiciones.

Lejos de mi tierra, puedo dar fe de haber sido testigo de la apasionada y estremecedora historia de la Semana Santa malagueña enmarcada en 186 páginas que designa la «Breve Historia de la Semana Santa de Málaga», del afamado historiados José Jiménez Guerrero, de haberme sumergido en su «Memoria Cofrade», la cual relata acontecimientos e historias de toda una vida dedicada a la investigación cofrade.

Lecturas que marcan la visión de nuestra vida como aquella que relata los «Enigmas de la Semana Santa de Sevilla», del periodista hispalense José Manuel García García Bautista con la descripción pormenorizada psicofonías superpuestas en fragmentos de historias que infligían el pánico en el lector. Lecturas que nos ayudan a empaparnos de historias de otras tierras como la reconocida «Semana Santa en Zamora» de Laura Illana Gutiérrez y Alberto Fernández Ferrero, quienes nos presentaban un viaje a lo largo del sentimiento pasionista en la ciudad que fue testigo del ineludible Ramón Álvarez. Producciones iconográficas y escritas, como el «Pasión y Gloria» que cada año edita la Agrupación de Cofradías de Jaén, que muestran el valor de los siglos en el desarrollo de la religiosidad popular y la influencia de la misma en nuestro territorio.

Fuentes primarias y secundarias que han llegado a nuestros días y que configuran un mundo cautivador que cada vez se hace más grande y que nos da la oportunidad de compartir la experiencia de una lectura enriquecedora.

Y a ti, ¿qué lectura cofrade te ha hecho vibrar más?