Sevilla, ⭐ Portada

Brotaron las Veneraciones en Sevilla con la Inmaculada

El sol emergió desde las sombras para iluminar una de las jornadas más hermosas de Sevilla. La Festividad de la Inmaculada es, por antonomasia, día de funciones, besamanos, coplas y danzas en honor a la Purísima.

El 2020 no has dejado una estampa muy distinta. O quizás no tanto. Nos ha faltado un baile de Seises en la Catedral enfundados en su uniforme azul y blanco deleitándonos con su magistral y elegantísima coreografía. Se ha recordado también el paseíllo de tunos pregonando su amor por la Señora, en una concurrida Plaza del Triunfo tras los rezos y salutaciones a la Virgen en la medianoche de su emocionante día.

Pero por lo demás, Sevilla ha disfrutado de muchas veneraciones a María, muchísimas. Así lo atestiguan estas bellas fotografías que recorren los callejones de la retina de creyentes, cofrades y fieles que desde niños han vivido con expectación y cariño su devoción a la Patrona de España.

Vemos por ejemplo el siempre esplendoroso besamanos a la Virgen del Subterráneo en la remozada Iglesia de los Terceros.

O el detallismo de los bordados de la nueva saya de Nuestra Señora de la Cabeza, que un año más acudió a su cita con los fieles y devotos de la feligresía de San Vicente.

Curiosa estampa es la que nos regaló la priostía de la Redención con su titular mariana expuesta a la Veneración de los Fieles en el templo de San Ildefonso, una imagen para el recuerdo con motivo de las obras en Santiago.

Qué decir del culto extraordinario de Montserrat. Los cofrades han disfrutado de la Virgen ataviada con el regusto clásico y añejo de las dolorosas sevillanas, con un resultado acertadísimo que esperemos vuelva a repetirse en actos futuros.

Elegante fue también el montaje el altar efímero para la Virgen de los Ángeles en los Negritos, en el cual se pudo disfrutar y admirar con detalle el espléndido manto procesional de la dolorosa.

Y qué decir de la Virgen del Socorro en el Salvador. La imagen aparecía rodeado de flores con el incomparable marco de la impresionante Iglesia y del Cristo del Amor al fondo. 

Se cumplió el rito y la ciudad acogió a sus Vírgenes un año más. Ojalá el próximo 8 de diciembre se pueda disfrutar con todos los fastos que la ocasión requiere, y, sobre todo, sin ningún riesgo sanitario. 

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup