Advertisements
Sevilla, ⭐ Portada

Castilblanco de los Arroyos arropó a la Virgen de Escardiel en el día de su función principal

A partir de la medianoche los casltilblanqueños se reunieron en torno a Nuestra Señora de Escardiel en el tradicional rosario con el que se inaugura la cita ineludible de septiembre. Esta mañana, a partir de las 12:00 horas, el templo del Divino Salvador ha acogido la función principal de instituto en su honor, presidiendo la imagen el altar mayor. La eucaristía ha sido presidida por Pablo Colón Perales, párroco del templo y director espiritual de la corporación.

La imagen ha estrenado para la ocasión un terno donado por José Javier Fernández, vestidor de la Virgen, en memoria de su madre, Paquita Sánchez, y de su abuela, Carmen Fernández, que fue camarera de la Virgen durante muchos años. El diseño, realizado en exclusiva para la Virgen de Escardiel, ha sido confeccionado por Enrique Jaén, en los telares Camilo Miralles de Valencia. Empleando un rico material brocatel de seda con trama de oro, se plasman en la superficie imágenes de castillos y leones.

Según la propia hermandad, «La combinación de castillos y leones es una referencia polivalente de nuestra historia desde un nivel local a uno nacional: ambas imágenes componían el blasón del Reino de Castilla y León, que da inicio en 1230 tras la firma de la Concordia de Benavente, donde ambas coronas se unen, en la persona de Fernando III. Este blasón, que es el origen del escudo de España (al que se irán añadiendo lo reinos anexionados a partir del siglo XIII), se compone por un campo cuartelado en fondo carmesí, con Castillos dorados en el primer y el cuarto cuarteles; y leonés púrpura en el segundo y tercero. El más antiguo blasón que se conserva en la actualidad es el llamado Pendón de San Fernando, con el que se llevó a efecto la conquista de la ciudad de Sevilla, y que hoy no luce su aspecto original, dadas sus muchas transformaciones. Estos símbolos heráldicos permanecen vinculados, por tanto, al periodo fernandino; cuando, como todos sabemos, tiene origen la leyenda de Nuestra Señora».

También afirma: «Pero además esta no es la única razón que enlaza fuertemente la historia de nuestra hermandad con la iconografía heráldica de castillos y leones. Como todos sabemos, ambos símbolos también figuran en el escudo de nuestra villa; de hecho se trata de una fusión de ambos elementos precisamente inspirados en el pendón de la Corona castellano-leonesa, donde el castillo, el mismo tipo: un castillo terrazado de sinople, es acompañado por un león rampante. De esta manera, la simbología heráldica de nuestro pueblo y de nuestro país, está presente en estos Castillos y leones que remiten a la historia medieval, época del origen de la advocacion de Santa Maria de Escardiel. La presencia de estos símbolos, con una fuerte carga histórica, nos permite seguir reforzando nuestra identidad a un nivel visual, que se activará cuando Nuestra Señora de Escardiel luzca este terno».

Durante estos días se han producido otras donaciones. Es el caso de una nueva toca para la Señora, ofrecida por el Coro de la corporación. El presente habría sido estrenada el pasado 23 de mayo con motivo de la coronación canónica, que tuvo que ser aplazada debido a la Covid-19. Durante la elaboración se ha utilizado la técnica tradicional del bordado en oro, seguido tras generaciones, mezclando lentejuelas, canutillos, cristales de talco y espejuelos, y rasos de seda.

Coronas de la Santísima Virgen y el Niño Jesús

Para el soporte se ha elegido un tul de seda cruda, con el objetivo de recuperar las típicas “tocas” o velos de las imágenes marianas tan típicas en el Siglo XIX y que cayeron en desuso debido a las modas y el uso de otros soportes y tejidos. Para el remate se elige una puntilla manual de encaje de bolillos y hojilla y un encaje color crudo. En la cola, lleva la leyenda CHORUS VIRGINIS MARIAE, por alusión a sus donantes.

Tanto el diseño como la ejecución están basados en las tocas del siglo XIX, compuesta por una guardilla perimetral de motivos florales y bellotas, por alusión a la encina en la que la tradición cuenta que se apareció la Virgen y los frutos en los que dejó impresa su gloriosa silueta. En centro se encuentra salpicado de pequeños ramilletes realizados por combinación de cristales y lentejuelas. En los hombros, se deberían haber dispuesto el castillo y el león, como se señalaba en el diseño, característicos del escudo del pueblo y escudo de armas del Rey Santo Fernando III, que consagró el pueblo y sierra castilblanqueños a la milagrosa Imagen de Santa María de “Fashcardiel” allá por 1247, pero debido a la complejidad y al reducido tamaño se ha debido prescindir de ellos.

Por otra parte las coronas de la Virgen y el Niño Jesús han llegado recientemente a la hermandad tras los trabajos llevados a cabo en el taller de orfebrería de Joaquín Osorio.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup