Internacional, Portada

Católicos españoles piden más reflexión sobre la acogida al colectivo LGTBI, sacerdocio femenino o celibato opcional

Así se expone en las síntesis finales de varias diócesis de cara al Sínodo de los obispos

La acogida al colectivo LGTBI, el sacerdocio femenino y el celibato opcional son algunos de los temas sobre los que los católicos españoles piden una mayor reflexión dentro de la Iglesia, de cara al Sínodo convocado por el Papa Francisco.

Así se desprende de las síntesis finales de varias diócesis, consultadas por Europa Press, que recogen las aportaciones recibidas durante los últimos meses desde todas las iglesias particulares y que reflejan las distintas preocupaciones de los católicos españoles.

En concreto, la Iglesia de Barcelona ha publicado en su página web el documento que ha enviado a la CEE con las cuestiones en las que ellos creen que es importante solicitar «un mayor discernimiento eclesial» por parte del Papa, el Sínodo y las Conferencias Episcopales.

Así, la diócesis catalana plantea, entre otros asuntos, abrir la posibilidad al celibato opcional, al acceso al sacerdocio de hombres casados y avanzar en la reflexión sobre el acceso de las mujeres al sacerdocio.

También la diócesis de Girona señala en su síntesis final que en las aportaciones se mencionan «reiteradamente» las «limitaciones de acceso de la mujer a diversos oficios y ministerios, la no opcionalidad del celibato en los presbíteros y el sistema de designación de los pastores».

En el mismo sentido, el documento final de la Iglesia de Huelva refleja «algunas opiniones que desean que la Iglesia permita la ordenación de hombres casados».

Igualmente, la Iglesia de Vitoria también ha recogido algunas aportaciones de los grupos que han planteado «abrir la opción a laordenación sacerdotal de las mujeres».

En otras diócesis, aunque no se plantea específicamente el deseo de que las mujeres puedan acceder al presbiteriado, sí aparecen opiniones favorables a darles mayores responsabilidades dentro de la Iglesia.

Entre otras cuestiones, también emerge en algunas diócesis, como las de Madrid y Tarragona, la necesidad de reflexionar sobre «la acogida a divorciados y personas LGTBI» para que puedan sentirse «plenamente integrados».

Asimismo, en la mayoría de las diócesis aparece reflejada la preocupación por los abusos sexuales a menores en el seno de la Iglesia y la necesidad de abordarlo con «valentía».

Todas estas propuestas serán ahora recogidas por la Conferencia Episcopal Española (CEE) y el sábado 11 de junio se presentará la síntesis que recoge todas las aportaciones, durante la Asamblea final del Sínodo, que se celebrará en la Fundación Pablo VI, en Madrid.

Tras esta primera fase diocesana, tendrá lugar una segunda, entre septiembre de 2022 y marzo de 2023, en la que tendrán lugar las asambleas regionales y continentales y, finalmente, en octubre de 2023, tendrá lugar en Roma la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los obispos.