Advertisements
A golpe de horquilla, 馃挋 Opini贸n

Cautivo en Santa Cruz, gaditano y de Madrid

C谩diz es la ciudad m谩s antigua de todo occidente y con ello, el barrio del P贸pulo, al ser el m谩s antiguo de la Tacita, es el lugar m谩s a帽ejo y se帽ero de la ciudad, el medieval que ha visto a C谩diz crecer y que conserva en su interior autenticas joyas de nuestra historia.

Enclavado en su punto m谩s alto se encuentra la Iglesia de Santa Cruz o la Catedral Vieja como es popularmente conocida por los gaditanos. Es una de esas plazas que, si hablasen, podr铆an contarnos a帽os y a帽os de Semana Santa, de recogidas y de devoci贸n.聽

Precisamente de esta 煤ltima va este art铆culo, pues en su interior aguarda聽una de las im谩genes m谩s aclamadas por la ciudad de C谩diz, Jes煤s Cautivo y Rescatado, Medinaceli para los amigos.

No cabe duda de que el Nazareno es por excelencia la imagen devocional de la ciudad, quien adem谩s es nuestro alcalde (de verdad), pero son miles las personas que se congregan alrededor de la imagen del Medinaceli cada besapi茅s en la plaza de Fray F茅lix. Pero 驴de d贸nde aparece tanta devoci贸n?

Corr铆a el a帽o聽1614, bastante lejos del sur, all谩 por nuestra capital espa帽ola. Esta historia parte de la conquista de la fortaleza de M谩rmora por los espa帽oles, donde tiempo despu茅s se establecer铆a el convento de los Capuchinos. A consecuencia de una explosi贸n que destruy贸 gran parte de la iglesia y se solicitaron nuevas efigies para esta.聽

La plaza fue atacada y saqueada, perdiendo importantes objetos y enseres de gran val铆a y varias im谩genes de cautivos obras de Mequ铆nez, entre ellos la imagen de Jes煤s Nazareno.聽

Una vez concluido el rescate, la imagen de Jes煤s pas贸 al convento de los Trinitarios descalzos, obteniendo tiempo despu茅s una capilla exclusiva para 茅l por la amplia devoci贸n que fue profesando,聽obra subvencionada por los Duques de Medinaceli

El nombre de聽Rescatado se le a帽ade al t铆tulo en 1809聽por el rescate que se llev贸 a cabo para su reposici贸n al culto.

En los distintos conventos de los padres Trinitarios comenzaron a colocarse copias de la imagen para as铆 poder venerar este momento pasional.聽

Mucho tiempo despu茅s, ya en el siglo XX y al sur de la pen铆nsula, la familia Campe, Elo铆sa y Eladio, pose铆an en su domicilio del barrio del P贸pulo un cuadro de Jes煤s Medinaceli, al cual permit铆an acceder a los vecinos que deseaban rezarle a la imagen.

El p煤blico fue cada vez m谩s numeroso,聽expandi茅ndose por el resto de la ciudad, y por ello, decidieron que el cuadro deb铆a ser expuesto en alg煤n momento al barrio para la veneraci贸n de los devotos, por lo que deciden que cada primer viernes de marzo, este sea expuesto en la calle. Acapar贸 del tal manera la devoci贸n, que actualmente se veneran im谩genes de Medinaceli por toda la provincia gaditana.

Fue a tanto, que lleg贸 a celebrarse una novena en la iglesia del barrio, Santa Cruz. Pasado el tiempo la familia decidi贸 que era hora de encargar una imagen, que lo que antes era un cuadro de un peque帽o altar en un patio de vecinos, ahora se hab铆a convertido en un s铆mbolo para religiosidad popular gaditana. Adem谩s, debemos a帽adir, que por aquel entonces Espa帽a viv铆a una Guerra Civil y corr铆a el rumor de que la primitiva imagen madrile帽a hab铆a sido destruida.

En 1938 el imaginero gaditano Miguel La铆nez Capote realiza la imagen del Se帽or, de color negro, imitando el color tostado que caracteriza al de Madrid tras las quemaduras de aquel incendio. De esas im谩genes con la mirada perdida, mirando hacia el frente y caminando con el pie adelantado, cristo es coronado sobre su particular monte de claveles morados o rojos, vestido con su cl谩sica t煤nica morada y escapulario trinitario, como su madre de la Trinidad

En 1940 comienza a procesionar de forma independiente y el 43 realiza estaci贸n de penitencia聽a las 2 de la ma帽ana del Viernes Santo, hasta el a帽o 2009 que comenz贸 a salir en la noche del jueves.

Alrededor de la imagen comienzan a crearse m煤ltiples an茅cdotas y leyendas, milagros que uno puede o no creerse pero que quedar谩n eternamente escritos en las paginas de nuestra historia y en las mentes de sus devotos.

Sobre su exuberante paso de plata, custodiado por cuatro faroles y capitaneado por una peque帽a Virgen del Rosario, sale el Se帽or al encuentro de C谩diz y a煤n las calles del P贸pulo recuerdan aquella 茅poca de la familia Campe, la cual descansa a los pies de Jes煤s, Medinaceli.聽

Advertisements

Suscr铆bete

Introduce tu correo electr贸nico para recibir todas las novedades.


Powered by WordPress Popup