A paso mudá, 💙 Opinión

Cofrades en silencio

Solo puedo decir a mi compañero José Barea una palabra tras su último artículo de opinión: chapó. Los cofrades parecen tener miedo a alzar la voz y a no manifestar la opinión y el deseo de volver a empezar a retomar los cultos externos. Esto fue algo que ya escribí hace unas semanas, pero de lo cual cada vez tengo más claro a mi parecer.

Si os paráis a pensar, ¿cuántos grandes eventos han tenido lugar durante todo el verano en Andalucía? Porque no hago nada más que ver imágenes por redes sociales de conciertos con miles de personas y con, permitidme cuestionarlas, escasas medidas de seguridad respecto al virus del covid. Y es curioso como desde la Junta de Andalucía “se recomienda” no realizar eventos como romerías y similares, donde entra el culto externo de nuestras hermandades y cofradías. Ya sabemos el doble sentido de ese “se recomienda”, porque a la vista está cuantas hermandades han salido a la calle. Y claro que aparte de la Junta de Andalucía, la Iglesia, en parte, tampoco quiere alzar la voz. Mientras tanto, eventos públicos se siguen realizando para llenarse los bolsillos a manos abiertas, así como eventos y conciertos privados, de los cuales los respectivos ayuntamientos se llevarán el pellizquito de beneficios. Pero claro, en un Rosario, Vía Crucis o cualquier similar, el virus sí está presente, no como el dinero, que al final es el verdadero protagonista de todo esto.

Y la realidad es la que es. Las hermandades y cofradías solo dejan dinero importante en Semana Santa. Para el resto del año, mejor mirar hacia otro lado y seguir en esta línea. O quizá no sea seguir en esta línea, porque más pronto que tarde veo que vendrán curvas. Son ya muchos meses en los que hay gremios en los que sus ingresos son nulos, y si miramos por lo sentimental, son muchos meses en los que nos quieren tener en silencio.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup