Córdoba, En mi Huerto de los olivos, 💙 Opinión

¿Cómo soy mejor persona?

Llevo unas semanas que estoy un poco contrariado con el tema solidario. Y resulta que leo que un grupo de hermanos van a regalar otra pieza a una imagen. Y eso está muy bien. Pero, ¿con ello consigo ser mejor persona? Seguramente en los inventarios de las hermandades queda muy bien, pero hay una gran diferencia entre hermandades de un sitio y otro.

El poder de convocatoria de las hermandades es muy diferente entre unas y otras, es obvio como la vida misma. Pero cuando ciertas hermandades fomentan la obra social, se nota el poder que tienen unas hermandades y otras en este aspecto. Lo mismo que le damos bombo a un estreno y esos grupos de hermanos se ponen manos a la obra para ello, no veo en la misma medida que para recaudar, me da igual el qué para ayudar a los demás.

¿Qué somos, mejores hermanos por colaborar en la medida de las posibilidades de cada uno, por ser parte de un gran estreno? Y, ¿no nos sentiríamos mejor por colaborar en recaudar alimentos, juguetes, visitar a esos familiares que no nos acordamos desde las pasadas navidades, o algo que me sienta mejor por ayudar a los demás? A todos nos gusta que tengan una atención con cada uno de nosotros, pero ¿nosotros somos capaces de dar en la misma medida que nos gusta recibir?

Deberíamos ser más humildes a la hora de recibir y más generosos a la hora de dar, cada uno en la medida de sus posibilidades. El que tenga 5, pues 5 y el que tenga más pues lo que quiera dar. Por ejemplo, a las cuadrillas de costaleros en las igualás venideras, con la aportación de kilos de comida, tanto para mayores como comida para niños. A las Juntas de Gobierno que ahora a todas le entran ganas de reunir a hermanos, por ser estas fiestas, el resto del año hacen y deshacen como ellas quieren. Sería un buen argumento reunir para dar y aportar.

Estamos todos deseando sacar los pasos a la calle, el primero yo. ¿Por qué no aportamos más a las bolsas de caridad de nuestras Parroquias? ¿Qué podemos perder? ¿Media hora de nuestro valioso tiempo? ¿Una hora…?

Si nuestras bolsas de caridad fuesen mucho más grandes, exponencialmente, en cantidad y calidad, todos estaríamos mucho mejor. Primero como personas y después como miembros de una corporación religiosa, además de dar otra imagen al resto de personas de los distintos gremios unos que nos ven con buenos ojos y otros que ni nos ven, mejor dicho nos tienen ganas.

Últimamente, nuestro Obispo de la diócesis de Córdoba, suele dar en la puntilla. Y eso incomoda para muchos, pero deberíamos de mirar nos un poco más para adentro de cada uno. Lo mismo lleva más razón que un Santo. Al final cada uno hará lo que quiera, yo si sé lo que voy a realizar.

Sean felices y extrapólenlo, no se lo queden solo para ustedes. Tengan cuidado con las comidas de empresa y lo que conllevan.

Pd.- Y sigo con mi particular lucha de la calle para la saga de los Sáez, capataces cordobeses. Pero seguramente nuestro Ayuntamiento, comandado por quien está comandado, buscará nombres estúpidos para nombrar nuevas calles o para cambiar el nombre de otras. Me pregunto ¿por qué no cambian la calle que tiene el nombre de Dolores Ibarruri? Es de un pasado reciente y si unos no fueron buenos, los otros fueron igual de malos.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup