Córdoba, ⭐ Portada

Cristóbal de Santa Catalina y Córdoba, una unión que perdura en el tiempo

Beatificado el 7 de abril de 2013, este sacerdote nacido en Mérida fue elevado a los altares siendo reconocida así su importante labor. Fundó la congregación de Franciscanas Hospitalarias de Jesús Nazareno, estando presente durante aquel acto la imagen de Jesús Nazareno, a la que tanto rezó. Una ceremonia de beatificación que contó con alrededor de cinco mil personas y que estuvo presidida por Demetrio Fernández, obispo de Córdoba.

Pero Cristóbal de Santa Catalina es para la ciudad de Córdoba más de lo que pudiéramos imaginar. Con una congregación fundada en 1673, ayudó a los más desfavorecidos. La comunidad continúa estando presente siglos después no solo en España sino también en América, fundamentalmente en el centro y sur del continente.

Titular de la corporación del Nazareno y la Hermandad de Nuestra Señora de Villaviciosa, ambas cuentan con reliquias del sacerdote que nació en el seno de una familia sencilla y siempre ayudó a los más necesitados. Ambas no olvidan el día de su festividad, el día 24 de julio, donde celebran sendas misas. A pesar de las altas temperaturas los fieles abarrotan los templos.

Con la obra de Nuria Barrera, que hemos recogido aquí, viene a enriquecerse el homenaje que la ciudad rinde a uno de sus más ilustres vecinos. A continuación, las más destacadas representaciones del Beato Padre Cristóbal de Santa Catalina en Córdoba.

Plaza Padre Cristóbal

Representación del Beato Cristóbal de Santa Catalina en la plaza que lleva su nombre. Foto: Córdoba-Ciudad Mágica

La plaza que antecede a la Iglesia del Hospital de Jesús Nazareno está presidida por una efigie del beato. Realizada en bronce por Antonio Gallardo Parra, escultor además de profesor, en 1989, un año antes de que se celebrase el tercer centenario de su muerte. Se trata de la más antigua escultura de las tres con las que cuenta la ciudad califal.

Iglesia del Hospital de Jesús Nazareno

Fundado para acoger a mujeres pobres, el templo del antiguo hospicio, acogió el 23 de julio de 2016 la bendición de la imagen a cargo del vicario general de la diócesis de Córdoba, Francisco Jesús Orozco, quien realizó un recorrido por la vida del beato destacando la confianza en Dios y su humildad. Los días anteriores a su bendición se llevó a cabo un solemne triduo presidido por José Antonio Rojas en la capilla de Jesús Nazareno. Las Hermanas contaron por fin con una talla ante la que orar pues hasta entonces solo tenían reliquias y representaciones pictóricas.

La obra fue posible gracias a las Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno, que contactaron con Antonio Bernal para su realización. Portando un sencillo hábito franciscano en color negro, sostiene sobre la mano izquierda un pedazo de pan que parece ofrecer al devoto. Con una altura de 175 cm., flanquean la escultura dos escenas que rememoran la educación y el cuidado de ancianos y que son pilares fundamentales de la congregación que fundó.

Bendición de la imagen en la Iglesia del Hospital de Jesús Nazareno. Foto: Diócesis de Córdoba

Catedral

Demetrio Fernández bendijo un retablo colocado en el primer templo de la ciudad en octubre de 2011, también encargado por la congregación de las Hospitalarias de Jesús Nazareno Franciscanas. Ejecutado en los talleres Aznarez, fue bendecido por Francisco Jesús Orozco, vicario general de la diócesis. Con obras alusivas a la orden hospitalaria, el relieve, obra también de Antonio Bernal, se inserta en un retablo realizado por Ana Infante. Precisamente la obra de Nuria Barrera está basada en este relieve, que enriquecerá el patrimonio del nuevo templo auxiliar de la parroquia del Beato Álvaro de Córdoba.

Bendición del altar en la Catedral de Córdoba. Foto: Diócesis de Córdoba

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup