El Cirineo, 💙 Opinión

¿Deben suspenderse todos los eventos masivos de la Cuaresma?

La situación de absoluta excepcionalidad en la que nos hallamos, derivada de la epidemia global tristemente conocida por todos, ha entrado de lleno, como un auténtico tsunami, en la actualidad cofrade arrasándolo todo y modificando buena parte de la singular cotidianidad que las corporaciones penitenciales desarrollan en este periodo único del año. Primero fueron los besamanos y besapiés y ahora comienzan a suspenderse ensayos costaleros en aras de aplicar las medidas restrictivas que están en manos de las hermandades, en el convencimiento de que esta es una guerra en la que no vale ponerse de perfil y en la que todos estamos implicados. 

Otros acontecimientos de diversa índole que prevén aglutinar masivamente a personas están siendo pospuestos o suspendidos o están en proceso de hacerlo. Conciertos, exaltaciones, presentaciones de carteles… acontecimientos todos ellos que, en la medida en que sean capaces de convocar a un número importante de personas deberían estar en riesgo de celebración. 

En Córdoba se avecinan acontecimientos de esta índole que, a la espera de como evolucionen los datos de contagio, y en virtud de lo que indiquen al respecto las autoridades competentes están claramente en riesgo de no celebrarse, como el Concierto Extraordinario de Cuaresma o el mismísimo Pregón de Semana Santa, ambos a celebrar en el Gran Teatro de Córdoba. Conviene recordar, en este sentido, que este mismo miércoles el Ayuntamiento de Córdoba anunciaba la aplicación de medidas restrictivas que afectarán al uso de instalaciones y la celebración de eventos en los espacios públicos municipales, si bien es cierto que sin mayor concreción al respecto. 

La pregunta que quizá habría de hacerse es si los entes organizadores de estos acontecimientos deberían tomar la iniciativa y no esperar a que los poderes públicos les marquen la directriz. En este sentido cabe subrayar que el Cabildo General de Hermandades de Murcia ha suspendido todos sus actos hasta el 31 de marzo, y la Fundación Cajasol o la Diputación Provincial de Córdoba, entre otras entidades, han suspendido temporalmente todos los eventos desarrollados o a desarrollar en sus sedes

Porque, inevitablemente, la pregunta está encima de la mesa: ¿deben suspenderse actos como el Concierto Extraordinario de Cuaresma o el Pregón de Semana Santa de Córdoba considerando la situación en la que estamos y las iniciativas que se están emprendiendo en otras latitudes? Una pregunta que, más allá de lo que ocurra definitivamente con la propia Semana Santa, debería hacerse también acerca de otros acontecimientos masivos de la Cuaresma cordobesa como los que tienen lugar cada año el Viernes de Dolores, los sucesivos Vía Crucis que preñan los cuatro puntos cardinales de la ciudad y, sobre todo, los que se desarrollan en Capuchinos en torno a la Virgen de los Dolores y la Paz y Esperanza. Preguntas todas ellas que deberán ser abordadas por quien corresponda, situando por encima de cualquier otra prioridad la seguridad de las personas, y cuya respuesta deberá dilucidarse en breve.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup