Galerias, Sevilla

Detalles de un inolvidable domingo de Cuaresma

Cada año, cuando la Cuaresma se instala en nuestras vidas, gobernándolo todo, los sentimientos se precipitan a medida que se multiplican los instantes para el recuerdo, que llegan a ser tanto que, de cuando en cuando, resulta imprescindible rememorar los momentos vividos a través de las imágenes que los fotógrafos atesoran en virtud de su peculiar manera de observar. Un modo de mirar y de sentir que se traduce en su trabajo, cauce concebido para conservar para siempre, al alcance de la mano, lo que se difumina de la retina con el transcurrir del tiempo.

Así sucede con las magníficas imágenes realizadas por nuestro compañero Benito Álvarez, de tres núcleos devocionales del pasado domingo de Cuaresma, Ciudad Jardín, los Remedios y San Gonzalo. TRes enclaves absolutamente contagiados del único virus que perdura indemne desde hace siglos en Sevilla, el amor incalculable, inabarcable e imperecedero a Jesucristo y a su Bendita Madre. Eclaves cuajados de detalles que, en la mirada de Benito Álvarez, ya forman parte de la memoria colectiva de los sevillanos… para siempre.