Sevilla, ⭐ Portada

Domingo de Ramos recogido y luminoso en Sevilla

Las cofradías se han esmerado por ofrecer las mejores escenas a los numerosos devotos y cofrades que se acercaban a los templos

La capital hispalense ha recibido la Semana Santa con calor, colas en los templos y las tradicionales Misas de Palmas.

El Domingo de Ramos en Sevilla ha predominado por la gran acogida por hermanos y cofrades de los diferentes montajes de altares que han preparado los equipos de priostías de las hermandades del día y de otras jornadas de la semana grande.

La Hermandad del amor ha sido una de las que más ha llamado la atención, con la realización de dos altares diferentes: Uno dedicado al Señor de la Sagrada Entrada en Jerusalén, compuesto por Señor y las figuras secundarias del paso, ocupando el altar mayor de la Iglesia del Salvador; y otro con un matiz más intimista y sobrio con el Cristo del Amor y la Virgen del Socorro.

Otra de las composiciones iconográficas más sorprendentes ha sido la del Señor del Silencio en el Desprecio de Herodes (Hdad. De la Amargura), sobre un antiguo paso del siglo XX que era conocido como «El Acorazado Potenkim», tal y como se puede ver en una magnífica galería del fotógrafo Benito Álvarez.

E igualmente destacable fue la visión espléndida de la remozada Capilla de la Estrella con los titulares sobre el frontal de sus respectivas andas procesionales. Un detalle especialmente simbólico ha sido el uso de las flores que utilizaba la Virgen de la Estrella en las primeras décadas del siglo XX para recrear esta estampa.

La tónica del día ha sido lugar a dudas las colas que han rodeado parte de los templos sevillanos con devotos ansiosos de rezar y venerar a sus titulares.

Un ejemplo de ello ha sido la Veneración al Gran Poder, que permanence imponente en el Presbiterio de la Basílica con su soberbia Túnica de Cardos esperando la llegada de todos los sevillanos.

Y de San Lorenzo nos trasladamos a la Macarena, donde la corporación ha preparado dos magníficos altares: Uno con el Señor de la Sentencia, ubicado en su capilla con la Cruz de Guía al fondo y perfumado por claveles rojos y lirios morados; y otro con la Esperanza Macarena, flanqueada por la bambalina frontal del paso de palio, jarras con flores blancas unidas a otras de cera y la candelería, evocando altares del pasado siglo XX.

Así se ha sucedido este Domingo de Ramos recogido en la intimidad y belleza de las iglesias, pero con el fervor y el cariño de toda Sevilla.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup