A paso mudá, Opinión

¿Dónde quedó la dignidad? Parte II

Si buscamos dicha palabra por las redes, la dignidad es aquella cualidad del que se hace valer como persona, se comporta con responsabilidad, seriedad y con respeto hacia sí mismo y hacia los demás y no deja que lo humillen ni degraden. En base a esta definición y a lo acontecido hace varios días en el mundo de las hermandades y cofradías, ¿dónde quedó la dignidad?

Todo el mundo habla de la Semana Santa de Sevilla como la más popular de nuestra tierra, con todo el respeto hacia las demás localidades. La pregunta es, ¿la ciudad de Sevilla, más en concreto su Semana Santa, merece la imagen que está recibiendo en estos días? ¿Y la ciudad de Granada, sus cofrades y sus músicos, no merecen ser dignos?

Por otro lado, a todos los músicos… pensad en todas las noches de trabajo musical y del esfuerzo en la vida personal de cada uno que hacéis a lo largo del año, dejando un poco de lado la familia, el trabajo, los estudios… Por mucha devoción, pasión o el adjetivo que cada uno quiera utilizar, si tocar gratis o por poco dinero molesta o se considera que se está desprestigiando un trabajo realizado, tocar pagando, además de contratar músicos para un día de números rojos, ¿cómo os sentís?

Hace aproximadamente dos años, al principio de mi andadura en esta casa, Gente de Paz, escribía este artículo relacionado sobre la dignidad cofrade. A día de hoy, sigo manteniendo cada una de las palabras escritas. Vemos como costaleros sobrepasan los límites para sacar cualquier paso, como hermanos forman campañas políticas para conseguir un carguito y como no, como bandas ven sus sueños frustrados tras arrastrarse lo más grande, donde los bots en las redes tienen más protagonismo que los propios componentes y que las Sagradas Imágenes de nuestra Semana Santa.

Sigamos así, algún día todo pasará factura.