Advertisements
Córdoba, El Rincón de la Memoria

Dos estampas para el recuerdo de la Hermandad del Císter‏

Las imágenes alcanzan su sentido con el devenir del tiempo, cuando, al abrir un antiguo álbum o hallarla por casualidad, el recuerdo del tiempo que fue nos alcanza. Recuerdos que para la Hermandad del Císter suponen las instantáneas que encabezan este artículo y que nos devuelven a los años que marcaron el origen de una forma de hacer las cosas. Se trata de la primera fotografía del Señor de la Sangre (1978) y una imagen la Reina de los Ángeles – actualmente, Ángeles Gloriosos – tomada en 1976, imágenes que nos conducen al tiempo en que la Semana Santa alcanzaba toda su efervescencia en una Córdoba que, a veces, se reconoce en su historia. 

Poco antes de estas fotografías, en el mes de mayo de 1974, con motivo de la festividad religiosa de la Santa Cruz, un grupo de jóvenes – la mayoría alumnos del Colegio de La Salle de Córdoba – decidió sacar en procesión por la zona de Capuchinos una Cruz portada sobre sus hombros, sin tener plena conciencia de lo que este hecho iba a significar en un futuro, pues con esta idea espiritual se llegó al inicio de formar una Cofradía de Penitencia.

Aquellos jóvenes continuaron trabajando con ilusión y ahínco en la confección de un nuevo paso para la siguiente cruz de mayo que en 1975 se presentó por primera vez en el Concurso de Cruces que organiza el Ayuntamiento de Córdoba, siendo instalada en la Plaza del Cardenal Toledo. A raíz de aquel llamativo comienzo, surgió la idea de fundar una cofradía en el Monasterio del Císter. Sus fundadores realizaron las indagaciones necesarias para dar culto a un crucificado pero no habiendo ninguno adecuado en la Iglesia del Monasterio, encontraron la imagen de un crucificado en la Iglesia de San Pablo al que decidieron atribuir la advocación de Santísimo Cristo de la Conversión.

A comienzos del mes de octubre del año 1976, este grupo de hermanos conoce, por mediación de un religioso claretiano a Fray Ricardo de Córdoba quien les propuso la creación de una cofradía, la compra de una imagen de Virgen existente en un taller de imaginería de San Juan de Aznalfarache, propiedad del escultor e imaginero Antonio Eslava Rubio. Tras reunir el dinero necesario para la compra – 30.000 pesetas – adquirieron la imagen, trasladándola a Córdoba en el 16 de octubre de 1976.

Esta imagen estuvo en casa del hermano promotor de la Cofradía, Fernando Morillo-Velarde Chiclana, en la Plaza del Cardenal Toledo, hasta el día 7 de diciembre de 1976, fecha en la que se trasladó al Monasterio del Císter para que fuese bendecida por Fray Ricardo de Córdoba que ya actuaba como Director Espiritual de ese pequeño grupo de hermanos. Las hermandades del Santísimo Cristo de la Expiración y de la Paz colaboraron en todo lo necesario en el montaje de los referidos cultos. A partir de ese hecho, comenzó a tener solidez cofrade la idea primitiva de la Fundación de una Hermandad y Cofradía. 

En el año 1978 se incorporó a la Hermandad, la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Sangre que fue realizada por el propio Antonio Eslava Rubio. En los inicios de la Cofradía se procesionó el Viernes de Dolores, sobre un antiguo paso donado por el Sepulcro, en un fervoroso y concurrido Vía Crucis que forma parte de la memoria colectiva de varias generaciones de cofrades cordobeses. En 1980 la imagen de la Virgen se convirtió en una imagen de Gloria, como actualmente se le da culto, al tiempo que se adquirió el grupo escultórico de Nuestra Señora Reina de los Ángeles y San Juan Evangelista, obra de Luis Álvarez Duarte, que fue bendecido en diciembre de 1980 en la Capilla del Monasterio de la Inmaculada Concepción de la Orden del Císter en Córdoba, sede canónica de la Hermandad en aquel tiempo. El Martes Santo de 1989 la hermandad realizó su primera Estación de penitencia con el paso de palio de Nuestra Señora Reina de los Ángeles y San Juan Evangelista. En 1996 la hermandad tuvo que trasladarse a Capuchinos y dos años más tarde realizó su primera estación de penitencia el paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de la Sangre.

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies