Córdoba, ⭐ Portada

Dos maravillosas imágenes de Antonio Bernal viajarán a Filipinas

Si hace tan sólo unos días fue noticia en Gente de Paz la última joya de Francisco Romero Zafra con destino a Filipinas, hoy es otro gran genio de la imaginería cordobesa contemporánea, Antonio Bernal Redondo, quien desvela dos impresionantes imágenes de la Madre de Dios que tienen por destino el país asiático que antaño formaba parte de España de la que bebió la tradición católica que forma parte ineludible de su idiosincrasia. Dos maravillas que muestran a la Virgen María de dos maneras radicalmente distintas, lo que da buena cuenta de la infinita capacidad del imaginero para plasmar su arte bajo prismas diversos. La primera de ellas, una bellísima dolorosa advocada Desconsuelo y Lágrimas y la segunda, una dulcísima imagen de gloria llamada Madre de la Salvación.

Ambas tallas dotadas de la ineludible e imprescindible unción sagrada que el imaginero cordobés siempre imprime a sus imágenes devocionales cuya mera presencia convoca a la oración del espectador. Espectaculares imágenes que vuelven a evidenciar la inagotable calidad artística del imaginero cordobés y su indiscutible sensibilidad a la hora de representar a la Madre de Dios que ataviadas magistralmente con ajuar de la Virgen de la Paz y Esperanza de Córdoba por el vestidor Manuel Jiménez, autor de las instantáneas –todo un lujo para los sentidos-, logran sublimar su belleza y hacer claudicar las almas más heridas en estos tiempos de tribulación en los que nos hallamos para precipitarse en la penetrante mirada de aquella cuya mano siempre nos conduce al Salvador.

Con un tamaño semejante, 1,65 centímetros de altura la dolorosa y 5 menos la imagen letífica, ambas tallas están gubiadas en madera de cedro. Imágenes de líneas clásicas, de candelero y dotadas de brazos articulados, han sido adquiridas por devotos particulares para posteriormente ser cedidas a parroquias y procesionar, siendo esta una fórmula habitual en Filipinas, según ha explicado a Gente de Paz el propio Antonio Bernal que ha explicado que la imagen de gloria fue encargada durante la pandemia, de ahí su actitud intercesora para que su Hijo salve a la humanidad mientras que la dolorosa irá acompañada de la imagen de un Cautivo que actualmente se encuentra en proceso de ejecución. Dos nuevas joyas nacidas de la incalculable creatividad de Bernal para inundar con su arte los confines del mundo y llevar el nombre de Córdoba allende nuestras fronteras.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup