Sevilla

El arzobispo de Sevilla visitó la Parroquia Jesús Obrero, del Polígono Sur

La feligresía de la Parroquia Jesús Obrero, del Polígono Sur de Sevilla, acogió la tarde de este lunes, a monseñor José Ángel Saiz, para presentarle la realidad pastoral, social y económica, así como los distintos proyectos e iniciativas que llevan adelante, de la mano de su párroco, Andrés González.

“Ánimo, gracias por vuestro trabajo y adelante”, ha expresado a la feligresía mons. Saiz, quien decidió dar inicio a su ministerio episcopal visitando uno de los barrios más pobres de España.

“Estoy muy contento de encontrarme con vosotros, no es casualidad, no es aleatorio que esté hoy aquí, hay mucha intención teológica, pastoral, religiosa y espiritual”, dijo a los asistentes.

El arzobispo de Sevilla reflexionó sobre la importancia de “poner a Jesús en medio de la sociedad, que muchas veces hace falta. Es necesario hacer presente el amor de Dios y la fraternidad con los demás. No debemos desanimarnos nunca”.

Destacó en su intervención, su alegría y gratitud por la sinergia y trabajo en conjunto que evidenció en esta parroquia. “Cuando personas e instituciones trabajan juntas y en sintonía, lo que es una suma se convierte en multiplicación. Un conglomerado como este no es fácil encontrarlo, ánimo y adelante. Veo que hay sinergias intraeclesial y extraeclesial, eso es importantísimo”.

“Ánimo y adelante, yo ayudaré en todo lo que pueda”, reiteró. “Yo daré todo, desde mi pobreza, por la familia diocesana de Sevilla. Tengo especial sensibilidad por los pobres y necesitados”, resaltó.

“No debemos dar migajas”

El arzobispo de Sevilla, en su recién iniciada andadura pastoral en la Archidiócesis hispalense subrayó que a los pobres no le debemos dar migajas, los debemos sentar a la mesa, que es distinto. El hijo de Dios no se encarnó en una familia del emperador de Roma, ni en la del sumo sacerdote de Israel, sino que fue en la periferia del Imperio Romano. Pero era la vida, la salvación, el futuro de la humanidad”.

Animó también a velar por “una formación sólida, por el cuidado de la liturgia en las ceremonias eucarísticas, procurando hacer presente el amor de Dios, comprometidos como el buen samaritano, sin pasar de largo ante las necesidades de los demás”.

Durante el encuentro intervinieron Antonio Mengual, director de la Fundación Don Bosco en Sevilla; Juan Rubio, director de la obra Jesús Obrero, representantes de Cáritas parroquial y  de la Agrupación Parroquial Nuestro Padre Jesús de la Bendición en el Santo Encuentro y Santa María de la Esperanza y su Soledad. A la jornada acudió también el comisionado del Polígono Sur, Jaime Bretón.

“Una tarde de verdadera inversión”

Sobre las ocho de la tarde, tras recorrer el centro salesiano y conversar con responsables de los diferentes proyectos,  tuvo lugar la celebración de la Eucaristía, en la que mons. Saiz Meneses recordó la necesidad de perdonar a quienes “nos hacen daño”.

“Esta tarde está siendo una verdadera inversión, el encuentro, la Eucaristía, conocer la realidad de este sector de Sevilla, para mi es un regalo, porque lo más importante de mi vida es el encuentro con el Señor que se centra en los sacramentos y en el encuentro con los demás”, manifestó.

Por tanto, “es necesario curar heridas y llevar esperanza a quienes más lo necesiten”.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup