Córdoba, El Rincón de la Memoria, Portada

El Buen Suceso presenta el 2 de octubre el cartel conmemorativo y el logotipo del cincuentenario

La hermandad solicitará una salida extraordinaria para celebrar su cincuentenario

La Junta de Gobierno de la Hermandad del Buen Suceso, que preside José Antonio Fernández, informaba a sus hermanos, en el transcurso del cabildo general de carácter ordinario que tuvo lugar el pasado sábado en la Casa Hermandad, de los actos a realizar para conmemorar el 50 aniversario de su fundación. Hoy, el equipo de gobierno lo ha comunicado a todos sus hermanos a través de una carta suscrita por su hermano mayor.

El calendario de actos y cultos dará comienzo el día 2 de octubre con una eucaristía de apertura, de acción de gracias por el cincuentenario, en la que se presentarán el cartel conmemorativo de la efemérides, realizado por la artista cordobesa Carmen Isabel Bernal Humanes, y el logotipo, confeccionado por el diseñador y proyectista Rafael de Rueda, asesor artístico de la Hermandad. Este día se difundirá un tríptico con todos los actos del cincuentenario que concluirá en octubre de 2023. El programa de actividades será presentado por Manuel Aparicio Ramírez. La ceremonia será oficiada por el Consiliario y Director Espiritual Don Pablo Calvo del Pozo, contando con la intervención del Coro y Orquesta Auxilium Christianorum del Santuario de María Auxiliadora de Salesianos de Córdoba.

El programa

El programa previsto por la Junta de Gobierno de la Hermandad abarca tres áreas fundamentales. En el ámbito cultual, la corporación de San Andrés celebrará todos los meses una eucaristía que estará dedicada a determinados aspectos relacionados con la religiosidad y las hermandades.

En el aspecto cultural, la corporación baraja celebrar dos exposiciones: una destinada a exponer su patrimonio material y otra en la que se mostrará su archivo documental y fotográfico. Adicionalmente, la hermandad celebrará un certamen de bandas y un pregón del cincuentenario; y tieme la intención de editar un libro conmemorativo y un devocionario donde se recogerán todas las oraciones dedicadas a sus Titulares. Finalmente, en el área de formación se ha previsto un ciclo de conferencias y mesas redondas.

De manera complementaria, la hermandad diseñará diversos actos orientados a seguir recaudando dinero para los más necesitados. Esta labor social se potenciará con una cena benéfica cuya recaudación se destinará a un proyecto social aún por determinar.

Como guinda de todo este interesante calendario, la Hermandad solicitará a la autoridad eclesiástica competente la celebración de una salida extraordinaria a la Santa Iglesia Catedral que servirá para culminar la conmemoración del primer medio siglo de historia de la Hermandad del Martes Santo. La intención del equipo de gobierno de la corporación de San Andrés es que esta procesión tenga lugar en octubre de 2023 para cerrar, por todo lo alto, con un acontecimiento irrepetible, un año que pasará a ocupar un lugar de privilegio en la memoria colectiva de los hermanos del Buen Suceso.

Cincuenta años de historia

Entre los primeros días de junio y el día 2 de octubre de 1973, da sus primeros pasos la Hermandad del Buen Suceso. Este es el resultado del trabajo de un grupo de antiguos alumnos y allegados del Colegio Parroquial de San Andrés encabezados por don Francisco Naranjo y que encontraron el apoyo sin reservas del párroco don Manuel Márquez.

Así el 2 de octubre del citado año se firma el decreto de erección canónica de la nueva hermandad que elige como primer hermano mayor a don Daniel de Luque. Muy pronto, se le encarga al imaginero cordobés Juan Martínez Cerrillo la restauración de las diversas imágenes que compondrían el misterio, en especial la de la talla del Señor que había pasado por muy difíciles vicisitudes desde su realización a finales del siglo XVII. Así, el Martes Santo de 1974, la cofradía realiza su primera estación de penitencia, a pesar de que las circunstancias adversas parecieron ponerla en peligro e incluso la hermandad del Prendimiento suspendía la suya.

En esta primera salida, la hermandad no salió desde San Andrés, sino desde la casa de los Sepúlveda, en la calle General Varela, pues hasta el año siguiente no estuvieron terminadas las obras que permitirían la salida desde San Andrés. El 4 de enero de 1975, la hermandad nombró como Hermano Mayor Honorario a la Policía Municipal de la ciudad, acompañando desde entonces a la hermandad una representación de este cuerpo cada Martes Santo.

En el año 1977, bajo el nombre de María Santísima de la Caridad en sus Dolores la hermandad incorpora su paso de palio que será ocupado por varias tallas a lo largo de la historia de la cofradía. La primera fue una antigua Imagen, restaurada que procesionó allí durante cinco años pasando posteriormente al paso de misterio donde sustituyó a una Dolorosa de escaso valor artístico que recibía el nombre de Virgen de la Estrella.

En la Cuaresma de 1982 se bendice una nueva imagen de la Virgen de la Caridad, obra de Joaquín Jesús Sánchez que será la que procesionará en el paso de palio de la hermandad hasta que en 1991, la cofradía adquiere la nueva imagen de María Santísima de la Caridad que procesiona en la actualidad y que es obra de Miguel Ángel González Jurado, pasando la anterior al monasterio de Santa Cruz, residencia de las Monjas Franciscanas Clarisas. Ese mismo año de 1991 la nueva imagen realizará su primera salida procesional, comenzando la misma a los sones de la marcha “La Madrugá” por expreso deseo del autor.

En el año 1986 se constituye la primera cuadrilla de costaleros del paso de misterio y en 1988 se aprueba el paso de la hermandad por la Cuesta del Bailio, lugar que durante años ha sido el preferido por miles de cordobeses para acompañar a la cofradía. En el año 1991 se reforma la composición de la escena del Encuentro, suprimiéndose la figura del Cirineo, un San Expedito que Martínez Cerrillo había reconvertido y que había procesionado desde 1974. Hasta el año 1994, los hermanos vestían un hábito nazareno con cubrerrostro y fajín azules y túnica burdeos. Entre este año y el 1995 se acometió su sustitución por el actual de túnicas y cubrerrostros de sarga en color rojo y cinturón de esparto con hebilla de cuero.

En el año 2003, el imaginero cordobés restaura la imagen de María Santísima de la Caridad en sus Dolores y realiza una nueva imagen de San Juan con lo que comenzará una renovación de las figuras y disposición del misterio que incorporará en el año 2004 la imagen de María Magdalena, en el 2005 las imágenes de María Salomé y María Cleofás y en el 2006 la del Cirineo, todas ellas, obras de Miguel Ángel González a quien la hermandad confíó la renovación del paso de misterio.