Andalucía, Cádiz, ⭐ Portada, 🎶 Pentagrama

El Consejo de Hermandades de Cádiz aviva la polémica afirmando que no hay obligación de pagar a las bandas «porque no ha existido la prestación de servicio»

Una de las consecuencias más controvertidas que derivan de la grave crisis sanitaria producida por la pandemia que está afectando a todo el planeta, es lo qué sucederá con los contratos suscritos entre las distintas corporaciones penitenciales que conforman el universo cofrade y las formaciones musicales contratadas para acompañar a sus titulares por las calles de toda Andalucía. Una polémica avivada en las últimas horas en virtud de una carta remitida por el Consejo de Hermandades de la ciudad de Cádiz que preside  Juan Carlos Jurado, y que ha sido desvelada por el Diario de Cádiz, en la que el máximo órgano de representación de las hermandades de la Tacita de Plata afirma que toda vez que las salidas profesionales han sido suspendidas «por el estado de alarma», lo que implica una causa de fuerza mayor, no existe obligación «de abonar ninguna cuantía (a las bandas procesionales) porque no ha existido la prestación de servicio».

La misiva apela a los decretos 463/2020 y 11/2020, asegurando que «tenemos el respaldo jurídico para esa decisión que no es aleatoria ni injustificada». El Consejo esgrime la cláusula ‘rebús sic stantibus’, «que significa que estando así las cosas, debido a esa modificación impuesta no por las partes sino por un tercero, el Estado, existe por tanto una alteración sobrevenida de las circunstancias que se pactaron y que lleva a que ninguna de las partes pueden cumplir con sus obligaciones recogidas en el contrato».

El texto subraya que la «norma recoge la excepción de que, en caso de incumplimiento, nadie responderá de aquellos sucesos que no hayan podido preverse o que, previstos, sean inevitables», como ocurre, en opinión del Consejo de Cádiz con las consecuencias de la pandemia provocada por el coronavirus Covid-19 interpretando que «el incumplimiento proviene de un acontecimiento imprevisible o inevitable por alguna de las partes». 

No obstante, el Consejo incide en la necesidad de adoptar medidas de manera unilateral insta a las hermandades a «esperar a la decisión que de forma conjunta se tome en el pleno que celebraremos cuando termine el estado de alarma». Decisión conjunta que el Consejo pretende que las cofradías adopten «frente a las bandas» que, en opinión el máximo órgano de representación de las hermandades, podrían «aprovechar esa confusión en favor de sus propios intereses y en contra de los vuestros». Expresión en absoluto baladí que ha sido recibida con estupor en el seno de buena parte de las formaciones musicales. Un asunto que en cualquier caso promete tener múltiples ramificaciones y consecuencias imprevisibles en forma de ruptura de contratos incluso de judicialización del conflicto.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen