Sevilla, ⭐ Portada

El Convento de Santa María de Jesús, cinco siglos de historia

La comunidad ha iniciado recientemente un Año Jubilar, inaugurado por Juan José Asenjo

La transitada calle Águilas tiene un espacio de silencio y oración ajeno a los sonidos de los vehículos y las maletas que casi a diario cruzan por las estrecheces de un lugar que a pesar de todo parece no haber perdido su idiosincrasia. Mientras los apartamentos turísticos y los hoteles van conquistando el centro, todavía hay un oasis de tranquilidad donde conviven la entrega a Dios y las recetas monacales.

Nazareno del Perdón. Obra atribuida a Juan de Mesa

El Convento de Santa María de Jesús, fundado en el siglo XVI por un primo de Isabel la Católica, don Álvaro de Portugal. Casado con doña Felipa de Merlo, se embarcó en la empresa de fundar un cenobio que estuviera habitado por hermanas de la Orden de Santa Clara. En 1498, escasos años después del descubrimiento de América, el Papa Alejandro VI concedió a este la facultad para fundar un convento. Y a pesar de que este fallece, tanto su esposa como su hijo, Jorge Alberto de Portugal y Melo, continúan adelante con el deseo de don Álvaro, quien compró unas casas en la collación de San Esteban. Así pues, en 1520, Marina de Villaseca llega desde el Convento de Santa Isabel de los Ángeles, en Córdoba, con doce hermanas y se convierte en la nueva abadesa del nuevo convento. Su estructura sigue las características de las grandes construcciones de la época. Un claustro alrededor del cual se encuentra la iglesia, el refectorio, la enfermería, la sala capitular y los dormitorios.

Cartel del Año Jubilar del V centenario del Monasterio de Santa María de Jesús

La portada, de Alonso de Vandelvira, está rematada por un relieve de la Virgen con el Niño, de Juan de Oviedo. Dos ángeles sostienen una cartela que reza: “Santa María ora pro nobis. Se ren. Año de 1695”. Es la misma fecha en la que Juan de Oviedo concluye la imagen que da la bienvenida a los fieles. Ya en el interior, llama la atención el retablo mayor, obra de Cristóbal de Guadix, que milagrosamente se salvó del incendio que asoló el convento en 1765 causado por un rayo y que duró hasta cuatro días. Una tormenta de verano que dejó un triste recuerdo en el extenso libro de la historia del convento. Las novicias fueron trasladadas hasta el Convento de Santa Inés, adonde permanecieron hasta que se repararon los daños causados, regresando al año siguiente. El siglo XIX traería una etapa convulsa donde el cenobio sobrevivió a las desamortizaciones y ya en el siglo XX, tras los muchos cambios políticos, les afectaría la crisis de vocaciones. En 1996, con el cierre del Monasterio de Santa Clara, las hermanas pasan a formar parte de comunidad de la calle Águilas.

Diariamente quienes se adentran en el templo lo hacen en su mayoría para rezar ante San Pancracio, una de las devociones que el pueblo más aclama. Desde bien temprano, -la misa los días laborables comienza a las ocho de la mañana- recibe las visitas de no pocos devotos que se prolongan por la tarde. Al contrario que el santo, la mayoría de los retablos cuentan con unas altas vidrieras que protegen las imágenes y que las hermanas que regentan este espacio se vieron obligadas a colocar tras varios robos que se produjeron años atrás. Así pues, San Andrés, San Antonio, Santa Ana con la Virgen Niña y la Inmaculada Concepción son difícilmente visibles tras esta protección. Precisamente el retablo que preside San Andrés contiene el cartel, elaborado por José Manuel Peña con motivo del V centenario. Una reja, enclavada en el arco divide la zona de la clausura, desde donde puede contemplarse el Nazareno del Perdón, atribuido a Juan de Mesa. Bajo este, un zócalo de azulejos en tonos blancos y azules, atribuido a Alonso García, quien habría ejecutado tal labor en 1589. El retablo mayor está presidido por una imagen de la Virgen con el Niño Jesús, obra atribuida a Luisa Roldán. Su padre sería autor de las tallas de San Francisco de Asís y Santa Clara, quienes flanquean a María, en actitud de cambiar los pañales al Niño, que recuerda a la Virgen de Belén, de Alonso de Mena. Sobre estos, dos bustos, de San Miguel y Santa Clara. Por último, en el ático, un retablo que representa la Natividad de la Virgen a cuyos lados están representados los santos Juanes.

San Pancracio

Si la de San Pancracio es la talla más moderna de las que pueblan el convento, a la izquierda de este nos encontramos con la que probablemente sea su pieza más antigua. Se trata de un retablo que representa a Jesús abrazando la cruz al modo manierista, camino del Calvario. Próximo a este, el arco fajón que separa los coros y la zona de visitas, con obras procedentes del Convento de Santa Clara, como un lienzo que contiene escenas franciscanas y otro que muestra a los mártires franciscanos de Japón. En medio, un crucificado que también llegó desde allí, con la curiosidad de que está flanqueado por las cinco llagas, en alusión a la Orden franciscana, y por el ostensorio, atributo que suele portar Santa Clara en sus representaciones -espantó con él a los sarracenos que quisieron invadir el convento de Asís-, en referencia a las clarisas, rama femenina de la Orden fundada por San Francisco.

Obras procedentes del Convento de Santa Clara

En la tienda de recuerdos espera otra obra atribuida a la Roldana. Una antigua capilla, que se abre en el testero derecho de la iglesia es ahora una tienda de recuerdos donde cuelgan cuadros de diferente factura o un Calvario de plata. Y a su derecha, un Nacimiento de grandes dimensiones que la gran escultora del Barroco idearía para el Convento de Santa Clara, de donde procede.

Nacimiento atribuido a Luisa Roldán, proveniente del Convento de Santa Clara

El Convento de Santa María de Jesús posee además otras obras de arte como una colección de Nacimientos o de Niños Jesús, bautizados con sus respectivos apodos. “Manolito”, “Salvador”, “Rey de Corazones”, son algunos de ellos. En marzo, una exposición mostrará gran parte de la riqueza que aguarda y que sin duda sorprenderá al visitante. Habrá que conocerla.

Retablo mayor del Convento de Santa María de Jesús

 

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup