Córdoba

«El Córdoba es una chicotá en los jardines»

Parece que comienza a verse la luz al final del túnel en virtud del anuncio de la toma de posesión del club por parte de la sociedad Infinity, confirmando los rumores que se venían precipitando por los mentideros en las últimas semanas. Hace tan sólo unos días adelantábamos que la compleja situación en la que se halla inmersa el Córdoba Club de fútbol podría tener llamativas ramificaciones de índole cofrade, de materializarse la propuesta realizada por el Fondo Infinity para hacerse con la sociedad deportiva cordobesa. Y es que entre los nombres ligados a este fondo, existen dos muy ligados al mundo cofrade, Jesús Coca y Antonio Palacios. 

Antonio Palacios ha sido pregonero de la Semana Santa de Lucena este mismo año. Nacido en el seno de una familia de juristas de Córdoba, está casado y es padre de dos hijos. Ha cursado la licenciatura de Derecho en la Universidad San Pablo CEU de Madrid y desde enero de 2009. Ha ejercido como registrador de la propiedad en los distritos hipotecarios de Hinojosa del Duque, Fuente Obejuna y, desde abril de 2011, en Lucena. 

Por su parte, Jesús Manuel Coca, es un conocido y querido costalero de la cuadrilla de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, que asumió la presidencia de la Asociación de Fabricantes y Empresas de Servicios de Córdoba, Asfaco, el pasado mes de junio. Profesor de Derecho administrativo de la Universidad de Córdoba, comparte con su hermano la marca de aceite Manuel Coca Morán y es abogado de profesión en una conocida firma.  Dos nombres vinculados con el universo cofrade que podrían convertirse en piezas angulares del proyecto que salve el fútbol en Córdoba. Una circunstancia que viene a evidenciar que, pese a lo que ciertos dirigentes políticos pretéritos pensaban, las cofradías forman parte esencial de todos los estratos del tejido social en la ciudad de San Rafael.

Una realidad que se ha visto materializada en la primera rueda de prensa de este nuevo equipo de gestión en la que Jesús Coca, ha ejercido de cordobés, de cordobesista y de costalero de Humildad, condiciones inalterables en su espíritu de por vida, cuando al dirigirse, con un discurso emocionante y emocionado, a los numerosos medios de comunicación presentes en la rueda de prensa ha formulado una lapidaria sentencia que evidencia su raza cofrade, poeta y costalera: «El Córdoba CF no es solo un equipo de fútbol, ni una SAD, es un sentimiento, una pasión infinita, una unión de recuerdos, un paseo de Judá Leví, una campana de la Velá, una chicotá en los jardines, un natural del Fino… En definitiva, el Córdoba somos nosotros. La historia es nuestra. Acuérdense de estos momentos en el momento de tocar el cielo en las Tendillas.». Ahí queda eso. Ahora sólo queda que la ilusión que comienza a desperezarse en el corazón de los cordobesistas sirva para un nuevo amanecer.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup