Advertisements
Córdoba, ⭐ Portada

El Descendimiento confirma que la Virgen del Rayo procesionará cada mes de septiembre

Una de las noticias más esperadas de la Córdoba cofrade se confirmaba recientemente, y es que la Hermandad del Descendimiento de Córdoba cumplía su anhelo de absorber a la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores del Rayo tras la pertinente aprobación eclesiástica.

La corporación del Campo de la Verdad ha confirmado que la procesión de esta imagen letífica será cada mes de septiembre, tras la finalización del triduo en su honor un sábado, mientras que la Virgen de los Dolores del Rayo quedará expuesta en devoto besamanos el domingo inmediatamente después. Cabe recordar que anteriormente la imagen mariana realizaba su procesión el Sábado Santo.

La Hermandad del Descendimiento veía oficialmente hace escasos días materializada su propuesta de absorber a la cofradía a Nuestra Señora de los Dolores del Rayo, merced a su aprobación por parte del Obispado de Córdoba, representado por Demetrio Fernández. Algo que implicaba una modificación en los estatutos de la Cofradía del Viernes Santo cordobés, y que también se refleja en el título de la corporación, al que se le ha añadido el de la imagen mariana.

Cabe recordar que el pasado mes de noviembre de 2019 los hermanos de la Hermandad del Descendimiento reunidos en Cabildo General Extraordinario, aprobaban esta importante cuestión de gran calado para la Cofradía que marcará el devenir de la corporación que preside Manuel Aguilera de manera decisiva, toda vez que se trataba de la incorporación de Nuestra Señora de los Dolores del Rayo como titular letífica de la corporación. 

De este modo se preservaba una antigua devoción cordobesa, toda vez que la hermandad que la sustentaba se hallaba suspendida, paso previo a su disolución, lo que convertía en necesario e imprescindible abordar este asunto antes de que un fatal desenlace implicase aplicar lo que establece el estatuto marco de las cofradías en caso de disolución de una hermandad. La incorporación de la imagen como titular de la Hermandad del Descendimiento, que con este valiente paso evidenciaba su excelente salud a todos los niveles, garantiza que reciba culto y que en un futuro, que serán los hermanos de corporación quienes tendrán que dilucidar, vuelva a procesionar por las calles de Córdoba, eso sí, como lo que es en la actualidad, una imagen letífica, lo que excluye la posibilidad de que lo haga el Sábado Santo.

No conviene olvidar que la vinculación de esta centenaria imagen y la Hermandad del Descendimiento no es nueva. A principios del siglo XX, en 1908, los devotos de aquella antigua advocación, decidieron revitalizar la devoción casi perdida a través de su unión con una Hermandad del Descendimiento, existente entonces, tomando el nombre de «Hermandad de Nazarenos del Santo Cristo de Ánimas, Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor y María Santísima del Rayo». Una hermandad que llegó a incorporarse al desfile oficial del Viernes Santo en 1911, siendo la última salida en la Semana Santa de 1917. En 1937 se fundó la actual Hermandad del Santísimo Cristo del Descendimiento, incorporando la imagen de la Virgen del Rayo como Dolorosa del paso de misterio, en el que procesionó hasta 1959.

Cabe recordar que en octubre de 2018, adelantamos en Gente de Paz la dimisión de Carlos Arrebola, hasta entonces hermano mayor de la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores y del Rayo, de la mano de quien la corporación había recuperado el Sábado Santo para la ciudad de Córdoba, procesionando hasta la Santa Iglesia Catedral. Una renuncia irrevocable que ponía punto y final a una ilusionante aventura que comenzaba con la elección de Carlos Arrebola como hermano mayor de la cofradía en 2016, hecho que marcó un hito trascendental en el rumbo histórico de la hermandad del Campo de la Verdad.

Después de tres años de ausencia, el 12 de febrero de 2017, en un histórico cabildo extraordinario, los hermanos del Rayo aprobaron la salida de la cofradía el Sábado Santo. La iniciativa siempre fue posible gracias al párroco de San José y Espíritu Santo, Pedro Soldado, que puso todas las facilidades para que el proyecto saliera adelante, incluso adelantar el horario de la Vigilia Pascual para que la hermandad pudiera salir a la calle con tiempo suficiente de llegar a la Santa Iglesia Catedral. Su intervención ha sido también esencial para que la junta de gobierno de la corporación del Campo de la Verdad proponga a sus hermanos esta posibilidad que ahora, en virtud del decreto episcopal, ha llegado a buen término.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup