Advertisements
El viejo costal, 💙 Opinión

Buena suerte…

Ya estamos viendo la repetida acción de muchas de nuestras cofradías en estas fechas de clausura del verano, entrando en el otoño, al menos en los años anteriores, ya que este año por lo raro, creo que no tendrá ni otoño siquiera, como decía, entrando en el otoño nuestras Hermandades y Cofradías ponen a nuestra disposición la lotería de Navidad, si esa de ese señor calvo que tanta suerte nos traía a todos y que al hacerle desaparecer, parece que solo nos quedará el consuelo “no me ha tocado, pero al menos tenemos salud”…

Pero este año el ambiente promete un cambio radical en nuestras costumbres, otros años anteriores nada más quitarnos la última arena de los pies, casi siempre desde la misma playa, ya se volvía con algo de esa lotería comprada en el lugar de veraneo familiar a casa.

Este año ha sido distinto, muchos no hemos ido a veranear, cosas de este bicho que tan fuerte nos está golpeando, y si hemos ido, la verdad no estaba el horno para bollos, que por la cabeza veíamos muy lejana la Navidad para estar como estamos, y ahora llegando esta segunda oleada, que nos va a enseñar la inocente simpleza de la “nueva normalidad”. La nueva normalidad lo único que ha conseguido al menos conmigo es aumentar el deseo de que este maldito año bisiesto finalice ya, sea de la forma que sea.

Y que el señor calvo, que no trabaja ya en la lotería del estado, en lugar de traernos un buen premio económico, mejor que nos traiga a cambio una vacuna, sea rusa, china o de Oxford, sea de donde sea, eso sí, que al menos sea rápida.

Que, aunque no nos caiga la lotería al menos, nos dé la oportunidad de disfrutar de un poco de buena salud, esa que tantos años nos ha consolado de prescindir del magnífico premio de la lotería, cambiando el premio por estar sano y en familia.

Yo lo que quiero, además de las participaciones de la lotería de nuestra Hermandad, quiero que esté puesto el alumbrado de los grandes almacenes, el de las calles, anunciadas las rebajas de fin de año, la campaña de juguetes y todo los que me acerque de la forma que sea rápido al final de este año.

No servirá de nada, las cosas evolucionan con una naturalidad distante de nuestros deseos, pero eso no quita que mi deseo sea acabar ya como sea con este bisiesto año, vaya año malaje.

Y ya vamos muy, muy tarde, quiero los polvorones en los supermercados, que lleguen rápido, quiero acabar este año, temiendo que, de no ser así sea él el que acabe conmigo.

Suerte y salud, van de mano, muy cerca la una de la otra, en esta desatada pandemia, yo lo que de verdad quiero es que tengan todo ustedes la suerte de que no les toque el bicho, aunque sea a cambio de que no les caiga la lotería, que este juego de la ruleta rusa que nos han dejado nuestros gobernantes, es como el de la lotería, que, si te cae, pierdes.

La salud y la vida y la posibilidad de vivir tranquilamente, es la verdadera suerte, ¿has comprado ya la lotería del final de este año?, entonces que tengas buena suerte.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup