Sevilla

El gran estreno de las Penas de San Vicente para el próximo Lunes Santo

Como hemos venido informando en este periódico, entre los proyectos de conservación del patrimonio de la Hermandad que la Junta de Gobierno de las Penas de San Vicente se propuso para este curso cofrade se encontraba la restauración integral de la Cruz de Guía, para devolverle su inicial esplendor. Una pieza que fue estrenada hace más de medio siglo, el Lunes Santo de 1967. Concluida la estación de penitencia de 2017, se envió a los talleres de Manuel y Antonio doradores S.L., discípulos del dorador Luis Sánchez, que fue quien la doró inicialmente junto a la canastilla del Señor, para ser sometida a una restauración. Por su parte Jesús Domínguez, es el que se ha hecho cargo de la restauración de las piezas metálicas de la Cruz, dorándose las mismas en talleres especializados de Córdoba.

El magnífico resultado que se puede observar en las imágenes que ilustran el artículo y que han sido difundidas por la hermandad, pero que además podrá verse en vivo entre el 24 de febrero y el 4 de marzo, en la Exposición de Restauraciones y Estrenos de la Semana Santa de Sevilla que anualmente organiza el Círculo Mercantil e Industrial, en su sede de la calle Sierpes, y que se inaugurará el próximo 23 de febrero. Curiosamente 51 años después vuelve a exponerse públicamente tras su restauración, tal y como se hizo el 5 de Marzo de 1967, cuando se expondría en el salón Colón donde se encontraba instalada la Exposición de Estrenos de la Semana Santa, la nueva Cruz de Guía, ideada en su conjunto por Juan Carrero Rodríguez.
Fue un grupo de hermanos quienes iniciaron el encargo de construir una Cruz de Guía, cuya línea y estructuración aportó Juan Carrero, en madera, con talla de ornamentación barroco-rococó, llevando en frontal atributos de la Pasión y simbología de los evangelistas, con el escudo de la hermandad en la cruceta, y en el envés, atributos de la letanía lauretana y el corazón con los siete puñales. Abrazaderas de igual traza, rematada por etéreo Inri.
La ebanistería estuvo a cargo de José Lunar Martínez, labrándola en madera vieja de pino, e hizo entrega de ella el 16 de Abril, siendo su coste de mil quinientas pesetas, para la talla se escogió a D. Antonio Vega Sánchez, quién demostró una vez más su valía y la gracia en el empleo de las gubias; su trabajo lo ejecutó desde el 18 de Abril al 25 de Mayo de 1966. En el envés, en la parte inferior de la talla no se aplicarían piezas para dar más realce al adorno, ya que así molestaría menos al nazareno que la portara al subirla y bajarla. Cobraría por sus trabajos cinco mil pesetas.

Los atributos de los evangelistas los hizo Rafael Barbero Medina, con una retribución de quinientas pesetas. El dorado y policromado, aplicándose oro de «San Luis», estuvo a cargo de Luis Sánchez Jiménez , con un coste, de dieciséis mil pesetas; y la parte de orfebrería la hizo Jesús Domínguez Vázquez, llevando por su trabajo tres mil cuatrocientas setenta y cinco pesetas. La Cruz de Guía mide 2,67×1,57 metros.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup