Bajo un palio de malla, 💙 Opinión

El miedo a caer en el olvido

Unos de los más damnificados ante la permanente prohibición de los actos y cultos externos han sido y son los nuevos proyectos o de corta andadura. Estos nuevos proyectos viven sin duda de la ilusión que despiertan en los hermanos en su sueño de poder disfrutar de ellos en los diferentes cultos.

Además de todo esto, no son sólo los proyectos materiales los que corren el riesgo de caer en el olvido como numerosos palios, mantos, pasos, penas, imágenes etc. Si no también los planes de muchas nuevas asociaciones o agrupaciones parroquiales cuyos sueños se han visto en muchos casos detenidos ante la imposibilidad de seguir realizando actividades sociales que conecten con sus hermanos, con sus barrios y con sus parroquias.

En definitiva, las consecuencias de este parón de dos años pueden ser muy grandes y provocar el retraso o incluso la pérdida definitiva del poder disfrutar en nuestras calles y en nuestros cultos de los proyectos y las ilusiones de muchos cofrades que tienen el único objetivo de engrandecer el culto al Señor y a su Santísima Madre

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup