Jaén, ⭐ Portada

El Obispado de Jaén recibe una veintena de solicitudes para realizar procesiones

El Obispado de Jaén ha recibido «unas 20 solicitudes» para la realización de procesiones en la provincia desde que el pasado jueves emitiera un decreto en el que se aprueba la «gradual y prudente vuelta al ejercicio del culto público fuera de los templos» tras su suspensión como consecuencia de la pandemia de covid-19.

Así lo han señalado a Europa Press fuentes del Obispado al que, a través del vicario general, Juan Francisco Martínez Rojas, corresponde dar el permiso, una vez estudiada la petición por parte de la cofradía y que se constante que cumpla los requisitos establecidos en el decreto.

La Divina Pastora, en Jaén capital, o Nuestro Padre Jesús, en Castillo de Locubín, son algunas de las que ya han cursado esta solicitud, según las citadas fuentes, que han explicado que desde algunos municipios han llegado varias, dado que en septiembre se celebran fiestas como la Exaltación de la Santa Cruz, la Natividad de la Virgen María o Nuestra Señora de los Dolores.

Además, ya ha habido oportunidad de ver actos fuera de los templos, como el que este fin de semana ha tenido como protagonista al Cristo de la Misericordia en Mancha Real, según ha confirmado la Diócesis jiennense, desde la que se ha añadido que se ha celebrado sin incidencias.

Se enmarca en las Fiestas de Estatutos de las cofradías de Pasión de la localidad –junto a la citada imagen, Nuestro Padre Jesús Nazareno, Nuestra Señora de los Dolores y Soledad y el Cristo de la Piedad– que se desarrollan a lo largo de los cuatro fines de semana del mes y en las que tienen lugar las tradicionales ‘Moniduras’.

El decreto firmado el pasado 2 de septiembre por el obispo, Amadeo Rodríguez Magro, alude a la «evolución moderadamente positiva de la situación sanitaria» provocada por la covid-19 y establece los requisitos para poder realizar actos religiosos externos que «siempre» deberán ser respetados.

REQUISITOS

En primer lugar, «será necesaria siempre la autorización de la autoridad eclesiástica para cada acto de culto público a una imagen fuera de un templo». Además, se autorizarán las manifestaciones públicas que estén contempladas en los estatutos de las respectivas cofradías y hermandades, excluyendo cualquiera de carácter extraordinario que no esté debidamente justificada.

También «será imprescindible que las hermandades y cofradías que deseen realizar un acto de culto público cuenten con el visto bueno de la autoridad civil competente». Junto a ello, «se evitará realizar el recorrido de las imágenes por calles estrechas para no dar lugar a aglomeración de personas» y se deberá observar en todo momento lo establecido por las autoridades sanitarias en lo relativo al uso de mascarillas y distanciamiento social.

«Por lo tanto, en el traslado de las imágenes deberán usarse, en vez de los tronos y pasos habituales, parihuelas y andas de menor tamaño, que permitan mantener la distancia entre quienes las porten», continúa el decreto del Obispado jiennense.

De otro lado, «se evitará la intervención de bandas de música y de cualquier otro tipo de acompañamiento musical durante este intervalo transitorio de tiempo y hasta que no se recupere la situación previa a la actual pandemia», mientras que «se aconseja vivamente que se acorte el recorrido procesional, dado que la situación actual no es aún de absoluta normalidad».

«Tanto los organizadores como los participantes en este tipo de actos deberán tener siempre la prudencia que la actual situación exige, cumpliendo también estrictamente la normativa sanitaria que esté en vigor cuando se realice un acto de culto público externo», concluye el texto.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup