Sevilla, 🎶 Pentagrama

El Origen de la Marcha «Caridad del Guadalquivir»

Caridad del Guadalquivir es una marcha de procesión escrita por Paco Lola en el año 2000 arreglada e instrumentada por Juan José Puntas Fernández, y una de las composiciones que más han estado de moda y que, por consiguiente más se han escuchado desde que comenzó el siglo XXI. Francisco Joaquín Pérez Garrido nació en 1952 en la trianera calle Castilla. Desde pequeño sus vecinos le conocen como Paco el de la Lola, por ser Dolores en nombre de su madre, adoptando así como nombre artístico Paco Lola. Es un hombre polifacético que pertenece al grupo de sevillanas «Albahaca». Es además amigo del dúo humorístico «Los Morancos», siendo guionista de sus programas y habiendo aparecido incluso en cameos en muchos de ellos.

Por su parte, Juan José Puntas Fernández nació el 19 de julio de 1960 en la villa sevillana de Guillena, comenzando su andadura musical a la edad de 7 años de la mano de su tío “Miguelón” y del Maestro Olmo. Un año más tarde serían José Callejón y Fernando Pérez, quienes encarrilan su destino. Número uno de su promoción para Cabos Músicos, tuvo como primeros destinos el Regimiento Soria nº 9 de Sevilla y actual Regimiento Inmemorial del Rey nº 1 de Madrid, ciudad en la que se le expide el “título de profesor de Trombón de Varas y de Pistones y de grupo Grave de sahornos” bajo la tutela de José Chenol y Espiteri.

Caridad del Guadalquivir es una de las marchas modernas más exitosas y populares de la Semana Santa actual y al igual que sucede con otras, se fundamenta en una canción anterior. En este caso la base de la composición procede de una rumba titulada Y el Guadalquivir, cantada por el grupo al que pertenece el autor, parte de cuya letra tiene motivos cofrades. La relación entre ambas composiciones es absolutamente evidente.

«Varales al viento
con marcha Amarguras.
Saeta en silencio
por calles oscuras
y entre nazarenos
camina despacio
un Cristo Moreno.
 
Y el Guadalquivir
por verte Sevilla
no se quiere ir.»


No obstante la estructura de la marcha tiene partes un tanto controvertidas. Si bien hemos identificado la parte central de la misma, circunstancia que no entraña más que la reutilización de amplios fragmentos de una composición anterior del propio autor, no sucede lo mismo con ciertos detalles de la obra.

Hay una parte que recuerda al inicio del Himno de Galicia. Puede apreciarse que el motivo musical que se utiliza en la introducción y en otros momentos es exactamente el mismo con el que se abre la marcha.

Igualmente existen claras referencias de una canción de cuna asturiana (Texendo suaños) que podemos escuchar a continuación:


Sea como fuere, con independencia de cualquier valoración en un sentido u otro, lo que resulta incuestionable es su popularidad y belleza como marcha de procesión, interpretada por banda de música, por agrupación musical, por orquesta o por piano. Las posibles influencias, mucho más frecuentes en la música clásica y contemporánea de los que muchas veces somos conscientes, no restan ni un ápice del placer que se siente al escucharla.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen