Portada, Sevilla

El perfil | Paco Vélez, el presidente Fake

No queremos ni mucho menos quitarle el título a Pedro Sánchez, pero el líder del ejecutivo español comparte funciones, o disfunciones, con el presidente del mismísimo Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla.

Francisco Vélez de Luna se presenta este lunes a la reelección en el organismo rector de las corporaciones hispalenses, enfrentándose en las urnas al candidato alternativo, José Félix Romero.

El trabajo de Vélez al frente del consejo se ha caracterizado por una paulatina inacción, puesto que en este tiempo no se han tomado grandes medidas que resuelvan los principales problemas de la Semana Santa; ni tampoco de la propia institución.

Su carta de presentación fue la imposición, que también ha llevado a gala durante su mandato, empezando por abolición de ese añorado Santo Martes que tanto éxito cosechó; y que puso de acuerdo a todos y cada uno de los hermanos mayores.

También durante su gobierno se reformaron los estatutos del consejo tras la aprobación de los mandatarios de las corporaciones, no sin provocar desazón por algunos de los polémicos puntos que aparecían en el documento.

Y cómo olvidar la devolución de las sillas en la frustrada Semana Santa de 2020, siendo uno de los momentos más delicados de la ejecutiva de Vélez, con un descontento notorio de los abonados.

No todo han sido sombras, pues hay que reconocer el mérito de exposiciones como In Nomine Dei o las Glorias, alabadas por crítica y público.

Sin embargo, estos detellos del paso de este consejo se oscurecen nuevamente con las versiones altamente distorsionadas de la verdad que ofrece Vélez en muchas de sus intervenciones, asegurando por ejemplo que la idea real del museo de la Semana Santa nace con In Nomine Dei, cosa totalmente incierta, siendo un reclamo desde hace décadas; o que el consejo goza de reconocimiento social, lo cual tampoco hace honor a la verdad al haber perdido mucha importancia en la sociedad sevillana desde la primera década del siglo XXI.

De trato altivo y serio, Francisco Vélez se ha rodeado estos años de medios afines, vetando a otros como Gente de Paz por razones que aún son un misterio.

Su trayectoria en el consejo, con más espinas que rosas, es la que deben valorar los 125 hermanos mayores que hoy decidirán quién es su próximo presidente.