Córdoba, ⚓ Costal

El problema de los capataces lo arreglaba yo en cinco minutos

Entramos en un periodo vacacional donde estaremos más que entretenidos leyendo en nuestra tumbona y tostándonos al sol las diferentes decisiones tomadas por las recién estrenadas juntas de gobierno. Cabe recordar que en estos meses hasta nueve hermandades cambiarán su gobierno convencidos sin duda de hacer esto o aquello que los anteriores dirigentes no hicieron o de poner o quitar aquellos cargos que a su parecer no están a la altura de la nueva y renovada hermandad aún imaginaria que flota en sus mentes.

En la mayoría de estas elecciones hay dos candidaturas, una que se postula como continuista y la contraria que viene a renovar algo que huele a añejo y estancado. Podría decirse que una hermandad donde hay dos aspirantes a hermano mayor es síntoma de hermandad viva, pero por el contrario es síntoma de hermandad que huele a malos tiempos, a hermandad donde los cabildos al igual que en el parlamento de los diputados se oirán muchos más reproches que aportaciones o soluciones.

El apartado de capataces es el que suscita más morbo y expectación. Recientemente hemos visto como una trayectoria de más de 30 años no es motivo para sustituirlo por otro, quién ???, Lo veremos en próximamente. Son varias las candidaturas donde es más que evidente que el llamador cobra una importancia suprema, mucho más aún que cualquier evento o proyecto de la propia Hermandad como así quedó reflejado en el último cabildo de la Hdad del Calvario, donde la candidatura aspirante centro gran parte de un cabildo de cuentas en recordar por activa y por pasiva quién era la persona adecuada para esos llamadores, lo que se presume que de salir elegida, será sin duda una de las decisiones a tomar, nuevamente sin mirar atrás y ver el magnífico trabajo realizado en sus pasos en estos últimos años.

En fin como decía al principio: EL PROBLEMA DE LOS CAPATACES LO ARREGLABA YO EN CINCO MINUTOS.

El problema radica en algo clave, La Popularidad. Se han parado a pensar que de una cofradía de 500, 1000, 5000 hermanos al único que se le ve la cara y por lo cuál es más que reconocido por todo el mundo es al capataz ????. Bien vestido, perfumado, engominado, saludando aquí y allá, etc. Que es más importante en una cofradía , el diputado mayor de estación de penitencia o el capataz ????. Uno es el encargado de dirigir la cuadrilla y el responsable de que sus pasos, costaleros y titulares no sufran ningún daño ( que no es poco ) y el otro es el encargado de poner en la calle todo el patrimonio tanto material como humano de la cofradía, por lo que trabaja los 365 días del año, ( tampoco es poco ). Pero sin embargo a un hermano de la cofradía le preguntas que le ponga cara al secretario, fiscal, mayordomo o diputado y no sabría, pero si le dices que entre 100 rostros diferentes señale al capataz de su paso no tendría duda alguna.

Así pues esto se arregla con un cubrerrostro, si si, como cualquier nazareno, ¿no creen ustedes señores lectores que ya no habría tantas ganas de ser capataz?, ya no te reconocería nadie por la calle, ya no gozarían de esa popularidad egocéntrica en algunos casos.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup